jueves, 29 de septiembre de 2011

juevesparanormales «La verdad detrás de las 10 fotos más aterradoras»

Algunas de estas imágenes muestran claramente a personas en diversos sitios, sin embargo, los fotógrafos no recuerdan su presencia al momento de tomarlas

Por: Montserrat Arqué | 5 de Septiembre, 2011 | 10:00



Muchas veces hemos escuchado que en alguna fotografía se ha colado alguien que no quisiéramos que saliera, pero también nos hemos enterado de esas historias en donde las terceras personas inmiscuidas resultan ser del más allá.
El sitio toptenz.net enlistó las 10 historias más aterradoras de fotografías en donde aparece algún fantasma y que en De10.mx te presentamos.
Esta imagen fue sometida a rigurosos estudios para comprobar su autenticidad y los resultados lanzaron que era totalmente legítima. En 1924, la tripulación del buque mercante SS Watertown se llevó tremenda sorpresa al percatarse de que había rostros de personas sobre las olas del mar, los cuales les siguieron durante varios minutos. Días después, descubrieron que las caras eran precisamente las de James Courtney y Michael Meehan, miembros de la tripulación que habían muerto por asfixia unos días antes.
Esta foto fue tomada en 1995 en Shropshire, Inglaterra, mientras un edificio ardía en llamas. Un periodista que cubría la tragedia se encargó de hacer el disparo desde el otro lado de la acera. La sorpresa se la llevaron los bomberos al verla, ya que aparecía la figura de una niña, pues en ese sitio no habían visto a nadie. Así que regresaron al lugar del siniestro para revisarlo de nueva cuenta y percatarse que no hubiera un cuerpo calcinado; sin embargo, no hallaron nada.
La gente del lugar dice que en 1677, una joven de nombre Jane Churm murió en un incendio, al dejar encendida una vela en su casa y su espíritu ronda por ahí. Poco tiempo después se supo que la fotografía era falsa.
Mauro Huff es un experto en asuntos paranormales y en 1991, llevó a cabo una investigación en el cementerio de Bachelor's Grove, en donde realizó una serie de fotografías a las tumbas del lugar, sobre todo en aquellos sitios en donde su equipo de trabajo detectó actividad electromagnética un tanto anormal. Al tener la imagen de manera física, sentada sobre una de esas sepulturas, se podía ver a una mujer, que parece ser de otra época por sus vestimentas y un fantasma, dado lo transparente de sus piernas.
Un reverendo de nombre Blance RS visitó Corroboree, un sitio cercano a Alice Springs, Australia, en 1959. Tomó varias fotografías del paisaje natural y al regresar a casa y revisar las imágenes, se topó con que aparecía una persona en esa foto exterior en donde no había nadie al momento de capturar la instantánea.
En 1946, una madre fue a visitar la tumba de su hija en Queensland, Australia, quien murió siendo una adolescente. La mujer tomó una fotografía de la sepultura y al revelarla, se topó con la sorpresa de que en ella aparecía un bebé como si estuviera sentado al lado de la tumba, cuando al momento de tomarla no había nadie en el lugar. Podría tratarse de una doble exposición, aunque siempre quedará la duda de si se trata o no de un fantasma.
Otra clásica de apariciones fantasmales en fotografías es esta tomada en 1919, al escuadrón Royal Navy HMS. Al revisarla meticulosamente, alguien encontró que detrás de un hombre de la fila superior sobresalía el rostro de alguien más. Gente del escuadrón descubrió que se trataba del mecánico Freddy Jackson, quien murió en un accidente de trabajo dos días antes de que fuera tomada la foto, fecha en la que también se celebró su funeral.
En Sunnyvale, California, existe una tienda llamada Toys-R-Us, la cual tiene fama de que en ella, se registran varios sucesos paranormales. En 1978 se grabó en el interior del almacén un episodio del programa That's incredible!, en donde se encerró a un grupo de personas para que pasaran ahí un par de horas. La cámara infrarroja logró captar al fondo a un chico de pie, el cual no pertenecía al resto de la gente. Se sabe que en ese sitio, en 1869, murió un joven en un accidente cuando la tienda aún era un terreno baldío.
En 1981, Sybell Corbert tomó varias fotografías en la biblioteca de la Abadía de Combermere. Para hacer una toma panorámica del sitio y dada la época, necesitó hacer una sola exposición de más de una hora. En la silla del lugar se puede ver como sobrepuesto a un hombre sentado, del cual se cree que se trata de Lord Combermere, propietario del lugar.
En 1959, luego de visitar la tumba de su madre y tomarle las últimas fotografías, la señora Mabel Chinnery decidió gastarse la última foto con su marido, conduciendo su auto. Al revelarla, la familia Chinnery se percató de la presencia de una señora mayor en el asiento de atrás; Mabel creyó fervientemente que se trataba de su madre, aunque para ser un fantasma parece ser demasiado sólido.
La revista inglesa country Living, en 1936, mandó a varios fotógrafos para que hicieran un par de imágenes del interior del Raynham Hall, en Norfolk, Inglaterra. En una de ellas, se puede ver la silueta transparente de una mujer bajando por las escaleras. Podría tratarse de Dorothy Townshend, quien murió en 1726.


¿Crees en fantasmas?

¿Recuerdas otra historia similar?

FUENTE:
De10.mx La verdad detrás de las 10 fotos más aterradoras

1 comentario:

El Periódico de El Prat dijo...

Uy que miedo. Precisamente en la casa donde vivo, murio una pareja de sobredosis de heroina. Como se me aparezcan esta noche te vas a enterar.