jueves, 15 de febrero de 2007

UNA MARIPOSA EN MI CABEZA




Y aquí yo, con la mariposa en la cabeza. Estuve más de 20 minutos paseando por mi terraza con la mariposita posada en mi gorro. ¿Será una señal?
No lo sé, pero me encantó.