viernes, 28 de marzo de 2008

En la noche todo es diferente

Image Hosted by ImageShack.us

En la noche todo es diferente. Las sombras se extienden a mi alrededor como tomando vida propia. No tengo miedo, sólo curiosidad. Pero es necesaria la oscuridad; sin ella no habría luz.
Tengo sueño. Mucho sueño. Me cuesta dormir ocho horas con la reducción de la medicación. Mi descanso se tornó inquieto, menos profundo y no es del todo reparador.
Estoy cansada de los médicos, “pero”, como los abogados…: SON UN MAL NECESARIO.
(Acabo de sacarme la muñequera.. Esto se pondrá ilegible!)
Noto que escribo torcido; hacia arriba. No puedo enderezar el renglón. ¿importa? Supongo que no tiene importancia.
Amon Ra me mira con los ojos bien abiertos y lúcidos. Se subió a la cama. Sabe que me duele y se queda a mi lado. Me toca con su “patota”. Se está poniendo viejo. Yo también estoy envejeciendo, el espejo lo revela. Por dentro estoy mejor pero la “cáscara” comienza a marchitarse. ¿Le temo a la vejez? Sí, le temo a la vejez pero es inevitable e impostergable.
Tengo sueño. Caeré inconsciente en unos minutos aunque en unas horas el sueño será suave, liviano. Pienso en mi padre y en Nikko. Yamila duerme con su lámpara de aceite encendida. Las burbujas verdes suben y bajan. Es hipnotizante. Me duermo… Extraño las olas de la playa. Extraño a mi madre. Quiero dormir!


Besos Mil!
Verónica

El Mundo que no Vemos, lo que estamos perdiendo


Iba hacia el puerto de la ciudad; para llegar debía tomar un colectivo y el subterráneo. Me senté, y me dispuse a disfrutar del viaje, primero en el colectivo hasta la estación de subte y luego de la estación “Los Incas” terminal de la línea B hasta Leandro N. Alem, cabecera de la misma línea claro está.
Mirando a mi alrededor, sobre todo en el vagón del subte, se ve a la gente totalmente aislada. Nadie hablaba. Las bocas que se movían simplemente tarareaban una canción que llegaba de un aparatito a los oídos del autista señor, señora o señorita que tenía puestos sus auriculares de última moda en las orejas proveniente de un ipod o de un mp3 o de un mp4, aparatos modernos que permiten al individuo escuchar música sólo y aislarse completamente de lo que le rodea.
Yo iba acompañada de mi esposo y de mi hija. Creo que éramos los únicos que teníamos un diálogo.
Me ha entristecido esta realidad. Ese notar que todos estamos lejos de todos, que cada uno anda en lo suyo, y luego nos preguntamos ¿qué nos está pasando? ¿Qué le pasa al mundo? ¿Por qué tanta guerra, tanta hambre y tanta destrucción? ¡Pero cómo no van a pasar estas cosas si cada uno anda en lo suyo!
A nadie le interesa lo que pasa al lado, no hay cortesía, no hay palabras, no hay educación, ni respeto, ni ternura, no nos está quedando nada. Estamos perdiendo todo y llegará el momento en que quedaremos desmembrados como sociedad, como mundo, como humanidad si no hacemos el esfuerzo de volver a integrarnos tomando la gran decisión de dejar de una buena vez ese aislamiento autista que la tecnología nos ha impuesto.
Me preocupa la “no-comunicación” y todo lo que a consecuencia de ella se gesta y crece como un virus en la humanidad.
Somos miles de millones y cada vez estamos más solos. Tristemente solos…


Octubre de 2007

SIR NICHOLAS EN EL PATIO

Image Hosted by ImageShack.us

día de peluquería de perros
abrazado al secador

¡te extraño Nikko!

MI ADORADA SARA EN EL SILLÓN CON MOÑOS Y TODO

Sara

MAITREYA: HERMANO DE PEPA, de la primera lechigada de Amon Ra y Shimel


Maitreya es uno de los hermanos de Pepa.
La otra hermanita se llama Yasoda.

Año 2005

Toda una experiencia presenciar el parto para toda la familia.
INOLVIDABLE!!!!

♥♥♥


Una breve carta, ¿una nota? ¿una esquela?


Has tardado mucho, quienes te queremos te extrañamos y también (sin presión) te necesitamos; pero no lo sientas porque siempre vuelves. Es inevitable. Es tan indispensable el amor que vuelves y te irás y volverás una y mil veces. Las almas se elevan, caen, se encienden, se ven, es cuestión de mirar tranquilamente un poco más allá de tu horizonte. Fíjate, mira por la ventana y mira cuántas almas van y viene por la calle, unas más bellas que otras, algunas más luminosas que otras, y algunas muy oscuras… El espacio físico es solamente un sitio y nada más. Las almas seguirán su camino, quizás volvamos a encontrarnos (es casi 100% seguro) y volveremos a hablar de amor y libertad, de confianza, de amistad, y probablemente tendremos, nuevamente, algo que ver con el arte.

Te quiere siempre

Tu amiga


Verónica