martes, 15 de julio de 2008

DEL AMOR

Quisieras pedirlo todo,
tenerlo todo para ti...
me amas,
pero no entiendes que el amor es libertad.

Necesito que me ames
con toda la libertad que eres capaz de dar,
y con toda la que puedes recibir.

Cuando el amor comienza a oprimir
deja de ser amor y se transforma en una cárcel,
luego llega el hastío y la costumbre...

Dime amor mío, ¿acaso quieres eso?

Compartir la vida
es la oportunidad que nos da el cielo.

Estamos separados pero bien sabes que vivo por ti,
que cuando te pienso me desvelo
y sueño despierta con tu amor.

A veces quisiera pedirte todo...
pero no es ése el amor que quiero;
quiero el amor que siempre está en vuelo,
el amor incondicional y eterno de dos almas
que se encontraron en el desierto de la soledad.