jueves, 30 de junio de 2011

A 30 CUADROS: True Blood



A 30 CUADROS: Spartacus Blood and Sand (2010)

A la derecha de Spartacus (Andy Whitfield) está el bombonazo de  Varro (Jai Courtney)


Etiquetas: , ,

A 30 CUADROS: Inglourious Basterds (2009)



Etiquetas: , ,

A 30 CUADROS: Resident Evil (2002)


Etiquetas: , , , , , , , ,

A 30 CUADROS: True Blood

A 30 CUADROS: Lie to Me

Esta serie comenzó a emitrise en el año 2009 y ha sido un suceso total.

Primera temporada: 2009
Segunda temporada: 2009-2010
Tercera temporada: 2010-2011

El protagonista es Tim Roth, quien personifica al Dr. Cal Lightman, experto en la lectura e interpretación de las "microexpresiones"

A 30 CUADROS: STAR TREK, "ENTERPRISE"

[Temporada 4 - Episodio 1]


Etiquetas: , , , , ,

A 30 CUADROS: Blood Ties


Henry Fitzroy


Henry Fitzroy, es el hijo bastardo de Enrique VIII. Vive en Toronto manteniendo el aspecto de un hombre de 20 años, dedica su tiempo de trabajo a la creación de impresionantes historietas góticas. De perfil bajo, el vampiro artista alimenta su imagen de "artista solitario"




A 30 CUADROS: Spartacus Blood and Sand (2010)

Escena del primer capítulo.  Si sos impresionable no te molestes en mirar esta serie. Tiene muy buenos efectos y es casi al estilo "gore" pero de alta tecnología. En mi opinión, una serie 5 estrellas

Blogalaxia Tags:

A 30 CUADROS: Spartacus Blood and Sand (2010)


El Asesino Más Lindo Del Mundo



Etiquetas: , , , , , , ,

miércoles, 29 de junio de 2011

A 30 CUADROS: Inglourious Basterds (2009)





Una de las mejores películas de todos los tiempos. pero bueno, es de mi director preferido: Tarantino!
Christoph Waltz interpreta al Coronoel Landa, que, entre nosotros: ¡se roba la película con una actuación excepcional!


Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , ,

A 30 CUADROS: Death Note

martes, 28 de junio de 2011

A 30 CUADROS: Casablanca (1942)

A 30 CUADROS: CASABLANCA (1942)

AlwaysYou: my songs, my memories



Tú Llegaste a mi vida para enseñarme,
tú, supiste encenderme y luego apagarme,
tú, te hiciste indispensable para mi y... y...

Y con los ojos cerrados te seguí,
si yo busqué dolor lo conseguí,
no eres la persona que pensé, que creí, que pedí.

Mientes, me haces daño y luego te arrepientes
ya no tiene caso que lo intentes
no me quedan ganas de sentir

Llegas cuando estoy a punto de olvidarte
busca tu camino en otra parte
mientras busco el tiempo que perdí
y hoy estoy mejor sin ti.

Voy de nuevo recordando lo que soy,
sabiendo lo que das y lo que doy,
el nido que buscaste para ti y... y...y...

Y el tiempo hizo lo suyo y comprendí
las cosas no suceden porque si,
no eres la persona que pensé, que creí, que pedí.

Mientes, me haces daño y luego te arrepientes
ya no tiene caso que lo intentes
no me quedan ganas de sentir

Llegas cuando estoy a punto de olvidarte
busca tu camino en otra parte
mientras busco el tiempo que perdí
y hoy estoy mejor sin ti, y hoy estoy mejor sin ti.

Llegas cuando estoy a punto de olvidarte
busca tu camino en otra parte
mientras busco el tiempo que perdí
y hoy estoy mejor sin ti,
y hoy estoy mejor sin ti,
y hoy estoy mejor sin ti.

lunes, 27 de junio de 2011

#maldad

Quien no sabe hablar más que de lo malo que tienen los hombres, por lo menos es honesto. Se manifiesta cuando habla con base en las observaciones hechas en sí
mismo.

Friedrich Maximilian Von Klinger
Escritor dramático alemán
(1752-1831)

Image Hosted by ImageShack.us

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

domingo, 26 de junio de 2011

VERONICA Y SUS PASTORES ♥ ♪♫SHIMEL y VERONICA BAJO EL AGUA♫♪♥

Y bueno, a veces Shimel necesita compañía, jajajaja, no le gusta mucho bañarse y en verano termino yo con ella bajo el agua. Nos divertimos mucho, aunque cansa un poco más que el baño común.

♥Tito ♥ El Amor de Mi Vida ♥

Amon Ra ♥ alias Munie ♥


sábado, 25 de junio de 2011

LIND@S & FAMOS@S: Alexander Skarsgård




Su nombre completo es: Alexander Johan Hjalmar Skarsgård y le dicen Alex
Nació el 25 de agosto de 1976 en Estocolmo, Suecia.
Mide ni más ni menos que la friolera de 1, 94
Es actor desde 1984 pero se hizo más conocido recientemente por la serie TRUE BLOOD emitida por HBO.

viernes, 24 de junio de 2011

AlwaysYou: my songs, my memories



AlwaysYou: my songs, my memories





Sabes que estoy colgando 
en tus manos
Así que no me dejes caer
Sabes que estoy colgando 
en tus manos.



Quizá no fue coincidencia encontrarme contigo,
Tal vez esto lo hizo el destino.
Quiero dormirme de nuevo en tu pecho
Y después me despierten tus besos.

Tu sexto sentido sueña conmigo
Se que pronto estaremos unidos.
Esa sonrisa traviesa que vive conmigo
Se que pronto estaré en tu camino.

Sabes que estoy colgando en tus manos
Así que no me dejes caer
Sabes que estoy colgando en tus manos.

Te envió poemas de mi puño y letra
Te envió canciones de 4.40
Te envió las fotos cenando en marbella
Y cuando estuvimos por Venezuela
Y así me recuerdes y tengas presente
Que mi corazón esta colgando en tus manos
Cuidado, cuidado que mi corazón esta colgando en tus manos.

No perderé la esperanza de hablar contigo,
No me importa que dice el destino.
Quiero tener tu fragancia conmigo,
Y beberme de ti lo prohibido.

Sabes que estoy colgando en tus manos
Así que no me dejes caer
Sabes que estoy colgando en tus manos.

Te envió poemas de mi puño y letra
Te envió canciones de 4.40
Te envió las fotos cenando en marbella
Y cuando estuvimos por Venezuela
Y así me recuerdes y tengas presente
Que mi corazón esta colgando en tus manos
Cuidado, cuidado que mi corazón esta colgando en tus manos.

Cuidado, cuidado mucho cuidado, cuidado
No perdere la esperanza de estar contigo
Cuidado mucho cuidado
Quiero beberme de ti todo lo prohibido
Cuidado mucho cuidado
Quiero amanecer besando toda…
Toda tu ternura mi niña mi vida te necesito

Te envió poemas de mi puño y letra
Te envió canciones de 4.40
Te envió las fotos cenando en marbella
Y cuando estuvimos por Venezuela
Y así me recuerdes y tengas presente
Que mi corazón esta colgando en tus manos
Cuidado, cuidado que mi corazón esta colgando en tus manos.

jueves, 23 de junio de 2011

♥♪♫Munie en la piscina♥♪♫


A 30 CUADROS: Dr. House, 1era. Temporada

del Capítulo 1

A 30 CUADROS: Ocean's Twelve (2004)

Danny Ocean (George Clooney), Rusty Ryan (Brad Pitt)

A 30 CUADROS: LET ME IN (2010)

Título en español: DEJAME ENTRAR

AlwaysYou: my songs, my memories

You better love loving and you better behave
You better love loving and you better behave
Woman in chains, woman in chains

Calls her man the great white hope
Says she's fine, she'll always cope, ooh
Woman in chains, woman in chains

Well, I feel lying and waiting is a poor man's deal (A poor man's deal)
And I feel hopelessly weighed down by your eyes of steel
(Your eyes of steel)
Well, It's a world gone crazy keeps woman in chains, woh woh woh
Woman in chains, woman in chains

Trades her soul as skin and bones
(You better love loving and you better behave)
Sells the only thing she owns
(You better love loving and you better behave) ooh ooh
Woman in chains (the sun and the moon), woman in chains

Men of stone, men of stone, hey baby, no no no, ooh

Well, I feel deep in your heart there are wounds time can't heal
(The time can't heal)
And I feel somebody somewhere is trying to breathe
Well, you know what I mean
It's a world gone crazy keeps woman in chains

It's under my skin but out of my hands
I'll tear it apart (somebody somewhere is trying)
But I won't understand (to breathe)
I will not accept the greatness of man
It's a world gone crazy keeps woman in chains
Gone crazy keeps woman in chains

So free her, so free her, so free her
So free her, so free her (the sun and the moon)
So free (the wind and the rain) her, so free her
So free her, so free her, so free her, so free her
So free her, so free her (the sun and the moon)
So free (the wind and the rain) her, so free her

miércoles, 22 de junio de 2011

A 30 CUADROS: Abbott and Costello Meet The Mummy

A 30 CUADROS: Resident Evil


PASEO MAGICO, donde las vivencias se hacen poesía

Deseo
 
Deseo encontrate en las nubes luminosas
de una tierra fértil más allá del horizonte,
volar contigo a través del universo
para encontrar un arcoiris donde los colores
sean tan puros como el alba.

Deseo encontrarte en las crestas de las olas,
desenrollar tu sonrisa de los rayos de la luna,
andar caminos nuevos del ayer y del mañana
tomada de tu mano mansa y cálida.

Deseo sacar del alma todo lo que llora
y despejar mi sonrisa al mirarte cara a cara
para encontrar en tus ojos la mirada
esa mirada dulce, esa mirada clara.

Deseo derrocar la incertidumbre
de la muerte que persigue paso a paso
nuestras vidas para andar libres por
la eternidad, sin ataduras.

Deseo amarte repetidas veces,
sumergirme en tus profundidades y
nadar en un lecho fresco de rosas sin espinas.

© Verónica Curutchet

martes, 21 de junio de 2011

LA COLECCIONISTA DE PENSAMIENTOS, #Animales

El hombre ha hecho de la Tierra un infierno para los animales.

Arthur Schopenhauer

lunes, 20 de junio de 2011

AlwaysYou: my songs, my memories

Everytime I think of you I always catch my breath
And I'm still standing here, and you're miles away
And I'm wondering why you left
And there's a storm that's raging
Through my frozen heart tonight
I hear your name in certain circles
And it always makes me smile
I spend my time thinking about you
And it's almost driving me wild
And there's a heart that's breaking
Down this long distance line tonight

I ain't missing you at all (missing you)
Since you've been gone away (missing you),
I ain't missing you (missing you)
No matter what I might say (missing you)

There's a message in the wire
And I'm sending you the signal tonight
You don't know how desperate I've become
And it looks like I'm losing this fight
In your world I have no meaning
Though I'm trying hard to understand
And it's my heart that's breaking
Down this long distance line tonight

I ain't missing you at all (missing you)
Since you've been gone away (missing you),
I ain't missing you (missing you)
No matter what my friends say (missing you)

And there's a message that I'm sending out
Via telegraph to your soul
And if I can't bridge this distance
Stop this heartbreak overload

LIND@S & FAMOS@S: Christian Bale

Sonidos del ayer

Voces mezcladas en torbellinos grises,
emociones inesperadas.

Recuerdos.
Insomnio.
Noches largas.

Estelas profundas en mares oscuros.
Miedos y sombras.
Escalofríos. Llanto.

Y una voz entre todas, aún viva, aún hermosa,
que desde el recuerdo me tortura sin ceder.

Voces mezcladas, algunas suaves,
otras más sonoras...,
lágrimas que roban la sonrisa de mi cara.

El ayer y el hoy en una noche que
se ha tornado larga.


© Verónica Curutchet
2001

domingo, 19 de junio de 2011

AlwaysYou: my songs, my memories

oh you, it's always you,
it's always you.


If it wasn't the oceans,
wasn't the breezes,
wasn't the white sands,
I might not be needed,

If I could sleep through the coal mines,
If I could breathe through hatred,
If I could, work through the summer,
then I woulnd't feel so humble,

oh you, it's always you,
it's always you.

If red roses weren't so lovely,
Wine didn't taste so good,
Stars weren't so romantic,
Then I could do what I should

Oh you, it's always you
It's always you.
Oh you, it's always you
It's always you

If you love, I could command it,
Get your head, to understand it,
I'd go twice, around the world,
Even though, I may not find it.

Oh you, it's always you,
It's always you.
You, it's always you,
It's always you.
Milord, My Love,
en el silencio de esta tarde gris se acerca a mí una de las notas más fabulosas de su voz, sí, su risa. Su risa, maravillosa, límpida, luminosa, invitadoramente pícara y seductora..., y vibro como la cuerda del clavicordio que adorna mi biblioteca, en un do sostenido que abarca todo mi universo y humedece mis labios, mi piel, todos mis sentidos y el placer solitario de su recuerdo me agobia, me conmueve y lleva al éxtasis.
Busco en mi cuerpo las huellas de su piel y las revivo, y las disfruto, ¡oh, Mi Amor!, no puedo vivir sin vos recorriéndome en las sombras con sus labios anhelantes, sus manos expertas y su lengua cálida y húmeda deteniéndose en mi ombligo durante unos minutos para seguir su viaje al fin del mundo... hasta llegar al paraíso.
El silencio de esta tarde gris me ha dejado satisfecha en el recuerdo de su voz, de su risa y de todas sus habilidades secretas.

Ardientemente Suya,
Lady A.

AlwaysYou: my songs, my memories

sábado, 18 de junio de 2011

AlwaysYou: my songs, my memories







Esta ausencia infinita
de noches y días
no tiene final...


Despertar en el frío abismo de tu ausencia
Es rogar por las horas perdidas en mi habitación
Recordar cada lágrima que fue tan nuestra
Me desangra el alma, me desangra el alma

Es andar el sendero que escribimos juntos
Es tocar un silencio profundo en el corazón
Escapar por las brechas de un amor profundo
Es mentir de nuevo por negar tu ausencia

Esta ausencia tan grande
tan dura, tan honda
Que quiebra en pedazos
Mi razón.

Esta ausencia desnuda
De dudas y sombras
Me clava tu amor

Esta ausencia que duele
En el fondo del alma
Que quema por dentro
Mi sueño y mi calma

Esta ausencia de hielo
De piedra y silencio
Que corta las horas sin piedad

Esta ausencia infinita
De noches y dias
No tiene final

Fue tan fácil decir
Que el adiós sanaría
Las espinas clavadas
En tu alma y la mía

Esta ausencia me grita
Que se acaba la vida
Porque no volverás, volverás.

Ya lo ves, tu partida no condujo a nada
Porque nada hace el tiempo a la sombra de mi soledad
Ya lo ves, derrotado y sin hallar la calma
Que daría por verte y olvidarlo todo.

Esta ausencia tan grande
tan dura, tan honda
Que quiebra en pedazos
Mi razón.

Esta ausencia desnuda
De dudas y sombras
Me clava tu amor

Esta ausencia que duele
En el fondo del alma
Que quema por dentro
Mi sueño y mi calma

Esta ausencia me grita
Que se acaba la vida
Porque no volverás

Y me desangra tu partida
Y tu recuerdo hace temblar mi corazón
Como olvidarte si no quiero
Porque es que amor sin ti yo muero

Esta ausencia de hielo
De piedra y silencio
Que corta las horas sin piedad

Esta ausencia infinita
De noches y días
No tiene final

Fue tan fácil decir
Que el adiós sanaría
Las espinas clavadas
En tu alma y la mía

Esta ausencia me grita
Que se acaba la vida
Porque no volverás, volverás, volverás

viernes, 17 de junio de 2011

AlwaysYou: my songs, my memories

You think I'm pretty
Without any make-up on
You think I'm funny
When I tell the puch line wrong
I know you get me
So I'll let my walls come down, down

Before you met me
I was a wreck
But things were kinda heavy
You brought me to life
Now every February
You'll be my valentine, valentine

Let's go all the way tonight
No regrets, just love
We can dance until we die
You and I
We'll be young forever

You make me
Feel like
I'm living a Teenage Dream
The way you turn me on
I can't sleep
Let's runaway
And don't ever look back
Don't ever look back

My heart stops
When you look at me
Just one touch
Now baby I believe
This is real
So take a chance
And don't ever look back
Don't ever look back

We drove to Cali
And got drunk on the beach
Got a motel and
Built a fort out of sheets
I finally found you
My missing puzzle piece
I'm complete

Let's go all the way tonight
No regrets, just love
We can dance until we die
You and I
We'll be young forever

You make me
Feel like
I'm living a Teenage Dream
The way you turn me on
I can't sleep
Let's runaway
And don't ever look back
Don't ever look back

My heart stops
When you look at me
Just one touch
Now baby I believe
This is real
So take a chance
And don't ever look back
Don't ever look back

I might get your heart racing
In my skin-tight jeans
Be your teenage dream tonight

Let you put your hands on me
In my skin-tight jeans
Be your teenage dream tonight

You make me
Feel like
I'm living a Teenage Dream
The way you turn me on
I can't sleep
Let's runaway
And don't ever look back
Don't ever look back

My heart stops
When you look at me
Just one touch
Now baby I believe
This is real
So take a chance
And don't ever look back
Don't ever look back

VERONICA Y SUS PSATORES ♥ ♪♫♥ SHIMELITA DESCANSA♥♫♪♥


AlwaysYou: my songs, my memories


De vuelta a la rutina,
nos vestimos sin hablarnos.
La prisa puede más que la pasión.
Me pesa cada dí­a,
los recuerdos y los ratos,
como dardos clavan este corazón.

Y la melancolí­a
me ataca por la espalda sin piedad.
Y de pronto me pongo a pensar…
Y Si nos quedara poco tiempo,
si mañana acaban nuestros días.
Y Si no te he dicho suficiente,
que te adoro con la vida.
Y Si nos quedara poco tiempo.
Y Si no pudiera hacerte más el amor.
Si no llego a jurarte,
que nadie puede amarte más que yo.


La tarde muere lento,
y las horas me consumen.
Estoy ansioso por volverte a ver.
No puedo comprenderlo.
Como fue que la costumbre,
cambió nuestra manera de querer.

Y la melancolí­a
me ataca por la espalda sin piedad.
Y de pronto me pongo a pensar…
Y Si nos quedara poco tiempo,
si mañana acaban nuestros días.
Y Si no te he dicho suficiente,
que te adoro con la vida.
Y Si nos quedara poco tiempo.
Y Si no pudiera hacerte más el amor.
Si no llego a jurarte,
que nadie puede amarte más
que yo.

Nadie sabe en realidad,
que es lo que tiene.
Hasta que enfrenta el miedo de perderlo para siempre.

Y Si nos quedara poco tiempo,
si mañana acaban nuestros días.
Y Si no te he dicho suficiente,
que te adoro con la vida.
Y Si nos quedara poco tiempo.
Y Si no pudiera hacerte más el amor.
Si no llego a jurarte,
que nadie puede amarte más
que yo.

jueves, 16 de junio de 2011

 
Milord,
Estamos tan cerca y tan lejos. Termina el día tan tarde…, y lo he pasado esperando la llegada del cartero con desesperación y ¡nada! ¿Por qué no me escribe si yo le envío mis sentimientos a diario? ¿Es que sus ocupaciones no le permiten dedicarme cinco breves minutos para plasmar en un papel unas sencillísimas palabras de amor para su querida, que espera en sombras?
Todo me parece gris sin su caligrafía. Gris, vacío, lleno de nada. Soy su luna, siempre oculta en el día y voluptuosa de noche. Puedo mantenerme así eternamente pero no me abandone, se lo ruego.
Necesito las caricias de su voz y el anhelo impetuoso de su mirada.

Lo espero,
Lady A.

BREVE HISTORIA DE LAS CARTAS DE AMOR

Se ha descubierto recientemente lo que se considera como la primera muestra de una carta de amor. Se hacía por entonces, al igual que ocurre hoy en día, uso de la materia prima que nos dan los árboles: el papel la madera. Parece ser que el amante escribía algo bonito en su maza, se acercaba sigilosamente a su pretendida y le hacía entrega del mensaje golpeándola en la cabeza.

Acto seguido, la sujetaba por el pelo y se la llevaba con delicadeza a la caverna más cercana. Esta hermosa manera de romanticismo hoy en día resulta mucho más artificial.

Durante la Edad Media el arte de escribir cartas y mensajes amorosos vivió un "revival" por medio del llamado amor cortés, disciplina masoquista que recordaba los antiguos tiempos, pero en el que las tornas se habían cambiado. Ahora era la mujer la que sujetaba la sarten caliente por el mango.

La generalización del alfabetismo con la llegada de la imprenta constituyó todo un cambio en la mentalidad del hombre. Ahora cualquiera podía escribirle una carta a su amada y comunicarlo a los cuatro vientos. La calidad de los escritos disminuyó con respecto a las etapas anteriores, sin embargo, el movimiento romántico creado por esa horda de jóvenes poetas con tendencias suicidas hizo el resto.

Fuente: http://inciclopedia.wikia.com

Cartas a Milord

Milord,
Recuerdo el ardor de sus miradas, el ahogo dulce y violento de sus brazos, la audacia de sus deseos que aún me seducen y me provocan temor...
No logro combatir esta pasión ni compartirla, no puedo resistirme...
Le miro en mis recuerdos, con asombro, con deseo, con una inquietud que me hace temblar como una hoja al viento.
Yo no sé si me ha amado, si me ama o si me amará alguna vez pero sí sé que yo le amo, yo le deseo, yo le necesito.
Acaso no sepa jamás si me quiere, si me tiene en sus pensamientos o si formo parte definitiva de su pasado, pero le amo.
Le deseo ardiente, violento, tierno y dulce. Le deseo todo mío, mío, ¡mío!

Suya siempre
A.

Carta IV. A la Señora de Sade

Mucha razón hay en decir, querida amiga mía, que los edificios construidos a la manera en que me encuentro sólo se apoyan en la arena y que todas las ideas que uno se for­ma no son más que quimeras, destruidas tan pronto como se las ha concebido. De seis combinaciones que me había hecho, yo aparte, y en las que basaba una esperanza de pró­xima liberación, no queda, a Dios gracias, ni una sola, y tu carta del 14 de abril las ha hecho desaparecer como los rayos del sol disipan el rocío de la mañana. Es cierto que en cambio he hallado la consoladora frase de que puedo estar bien seguro de que no estaré aquí un minuto más que el tiempo necesario. No que haya en el mundo nada tan tranquilizador como esta expresión, de manera que, si es ne­cesario que permanezca aquí seis meses, seis meses perma­neceré. Es encantador, y en verdad los que gobiernan tu estilo deben de sentirse muy satisfechos con los progresos que realizas en su profundo arte de revolver la herida de los desdichados. Verdaderamente resulta imposible lograrlo mejor.
Sin embargo, te había advertido que es muy difícil que mi cabeza resista más secretarios a sus órdenes, ¡sobre todo cuando uno se encuentra reducido como yo! Pero tal vez me objetes que no te lo había dicho antes... Sí, pero es que antes había para conmigo muchas más atenciones que aho­ra; antes yo me paseaba con una frecuencia mucho mayor. No se me abandonaba a la hora de las comidas. Estaba en una buena cámara con un hermoso hogar... Y ahora, nadie cuando como, muchos menos paseos, y enjaulado en la ha­bitación más húmeda del torreón (como que sólo de ahí pro­vienen mis dolores de cabeza). Y para colmo de bondades, imposibilidad de hacer fuego: aunque te parezca mentira, aún no he encendido el hogar en todo el invierno, y ahora puedo asegurar que ya no lo encenderé. Así estoy, querida amiga. Pero también ahora ya no se me necesita: mi proceso ha recibido sentencia. Si reviento, tanto mejor: será un gran alivio... y estoy convencidísimo de que, en el fondo, nadie se enojará por ello. ¿Y no quieres que en semejante situa­ción uno pida con la más viva instancia que lo saquen de aquí, o por lo menos que le digan cuánto tiempo debe estar aún? Habría que ser enemigo de sí mismo para no ocupar­se de esta mera idea, habría que serlo tanto como lo son de mí los que aquí me retienen y los que se niegan a satisfa­cer el único consuelo que pido... ¿No le sabes, di? Y si no lo sabes, ¿cómo es que me lo indicas? ¡No me repitas se­mejante mentira. en nombre de Dios! No me la repitas, por­que me haces hervir la sangre. Voy a probarte de la más auténtica manera que tú sabías desde el 14 de febrero de 1777 que habría de juzgárseme el 14 de junio de 1778. Vea­mos. Si tan bien conocías la primera parte de mi detención, ¿cómo quieres convencerme de que no conocías la segunda? ¡Pero qué estoy diciendo...! ¡Ay, no te has negado a de­círmela, y es seguro que me la dijiste de una manera rotun­da y más que expresiva cuando me mostraste los dieciséis meses con tu número 22. ¿Hay en el mundo nada más claro que el sábado 22 de febrero, N9 3 por último? Sospechar, después de esto, que el día de mi salida no es el 22 de fe­brero de 1780 sería, seguramente, hacerse una ilusión fatal.
Sentiste miedo, sin embargo, de que yo no estuviese suficientemente convencido, y entonces tuviste la gentileza de enviarme, poco tiempo después, tres papeles en blanco, asegurándome a. las claras que era para tres años. ¡Y aún hoy, renovando esa encantadora señal, hoy, precisamente hoy, cuando ya han pasado dos años y todavía falta uno, aún vuelves a. pedirme a grito pelado una firma en blanco! ¿Y quieres que dude, después de muestras tan rotundas? No, no, no; no dudo ni por un minuto de tener que sufrir todavía un año de desdicha. Es inútil que te pongas más pesada a este respecto: te comprendo, te entiendo; no me renueves más el espantoso recuerdo. Lo que encuentro indigno, lo que jamás les perdonaré a aquellos y aquellas que lo hacen, es tra­tar de destruir esta idea en lugar de fortificarla. Cuando tu, desde los comienzos, me diste a saber de una manera tan cabal estos tres años, ¿por qué, oyéndome decirlo, me res­pondían: "¡Pero qué idea! ¡Tres años! ¡Imposible! A lo sumo algunos meses...? Eso es lo infame, eso es lo odioso, eso es lo que causa todo el pesar y toda la desdicha de mi situación. ¿No habría sido infinitamente más humano dejarme con mi ilusión, puesto que no era una quimera, antes de destruirla día tras día para ponerme en el caso de forjarme una espe­ranza que hacían nacer y fomentaban en mí sólo para gozar con la desgracia en que debía sumirme la pena, de verla destruida? Lo repito: esos procedimientos son dignos de odio; carecen de humanidad y buen sentido y son los porta­estandartes de una ferocidad imbécil, semejante a la de los ti­gres y los leones.
Y ahora, cuando yo, más firme que nunca en la realísima idea de que aún me queda un año por sufrir, lo testimonio en mis cartas, otra vez, recomenzando la misma canción, tienen la audacia, tienen la infamia de escribirme sobre doce potes de confituras que pedí en diciembre: "¡Doce potes de confituras! ¡Oh, santo cielo! ¿Qué desea hacer con eso? ¿Va a dar un bai­le, sin duda? En todo caso, no será malo que quede un poco." He ahí en dos palabras cuál ha sido y es aún la obra de mis verdugos, pues ¿qué nombre dar a aquellos de quienes he re­cibido las puñaladas más violentas? Puesto que tú me lo decías: tres años, y puesto que yo me resignaba a ello.: ¿por qué des­truir mi ilusión? ¿Por qué darme a entrever una salida más próxima, cuando no es cierto? ¿Y por qué, en fin, complacerse en ofrecerme a cada momento una esperanza, para arrancár­mela al momento siguiente? De este juego infame me quejo, y los que al jugarlo sirven de instrumento para la venganza de los demás desempeñan un papel chato y pésimo, y hasta bárbaro, podría agregar, porque ¿qué les he hecho a esas per­sonas? A uno, nada: en mi vida lo había visto; a otro, gentile­zas y delicadezas... En fin, ya todo está dicho. Pueden aguzar sus dardos para el año próximo si por azar mí ilusión se pone demasiado insolente; en cuanto a mi ilusión, les declaro que así se dirijan y le escriban al diablo -que ya debe de estar acos­tumbrado a sus odiosas mentiras- no creeré que voy a salir un minuto antes del 22 de febrero de 1780. Y no hablemos más de ello.
Hay no obstante en tu carta una frase capaz de hacerme entrever una suerte aún más horrorosa. Es ésta: "Nada prueba que los términos que te he indicado según mis conjeturas no sean falsos." ¡Pero los términos que me has indicado son, exactamente, el 22 de febrero de 1780! Declaro y aseguro no haber jamás visto ni adivinado otra indicación en tus cartas. Sin em­bargo, tras esa frase escribes: "A lo cual vas a decirme: ¿pero por qué me señalaste en La Coste tal cosa y cuál otra? Te res­ponderé que me han engañado." ¡Pero lo que me señalaste en La Coste era que te habían dicho que yo estaría aún tres años después de mi juicio, o un año y destierro! Ahora dices que estás enfadada por haberme dicho aquello. Es peor, pues uno no se enfada por haberle dicho a. alguien más de lo que hay: es proporcionarle una agradable sorpresa; no se le deben ex- cusas por haberlo engañado en ese sentido... No obstante, tú me las das. Quiere decir que es peor. Y si es peor, ¡entonces quiere decir que estoy muy lejos de la verdad si creo salir el 22 de febrero de 1780! Te quedare infinitamente agradecido si me explicas esa frase, pues aumenta cruelmente mi inquietud y mi pesar.
Dime, te lo ruego: ¿sueles preguntar a los infames faci­nerosos, a los arrastrados abominables que se divierten tenién­dome sobre carbones encendidos, ya que rehúsan hacerme sa­ber el término, qué esperan ganar con ello? Ya he dicho y es­crito mil veces que, en vez de ganar, se pierde, que se me hace el mal mayor en lugar 'de hacerme el bien, que la índole de mi carácter no se presta a un trato así y que se me priva tan­to de la posibilidad como de la voluntad de reflexionar y, consecuentemente, de beneficiarme con la situación. Hoy, al cabo de dos años de esta horrible situación, añado y certifico que me siento mil veces peor que lo que era al entrar aquí, que mi temperamento se ha vuelto agrio y áspero, mi sangre mil veces más ardiente, mi cabeza mil veces más mala, y que, en una palabra, cuando salga de aquí será necesario que me vaya a vivir a un bosque, pues en el estado en que me encuen­tro, me será imposible vivir entre los hombres. ¡Ah!, ¿qué me costaría decir, gran Dios, que esto me ha hecho bien, si me lo hubiera hecho? ¡Ay, señores boticarios!, ahora que vuestras drogas se pagan y los dos tercios de ellas se toman, ¿por qué iría yo a no convenir en su eficacia si la tuvieran? Pero creed­me: vuestras drogas no tienen otra eficacia que la de volvernos locos, y vosotros sois envenenadores y no médicos, o sois, me­jor dicho, unos desalmados a los que habría que moler a pa­los para enseñaros a tener encerrado a un inocente sólo por satisfacer vuestra venganza, vuestra avidez y vuestros ínfimos
y villanos intereses personales. ¿Habré de callarlo nunca? ¡Ani­quíleseme mil veces si es cierto! "Otros fueron engañados -me dices- y no me dijeron..." Son unos animales; son unos im­béciles. Si hubieran hablado, si hubieran revelado todos los horrores, todas las infamias de que han sido víctimas, el mo­narca habría sido esclarecido: es justo y no lo habría tolera­do. Precisamente de su silencio nace la impunidad de esos buscones. Pero yo lo esclareceré, yo le abriré los ojos, así tenga que ir a arrojarme a sus pies, para pedir razón y jus­ticia por todo lo que injustamente se me ha hecho sufrir.
¡Oh, no necesitas recomendarme que no calcule ni com­pare tus cartas! Te doy mi palabra de honor que ya no lo hago. Lo he hecho, para mi desgracia, pues pensé que iba a enloquecer, pero antes que volver a hacerlo preferiría que me arrancasen la carne a pedazos. Haces oídos de mercader con respecto al número 22... El problema que te planteaba era sencillísimo, pero no podías darme la menor satisfacción; no hablemos más de él. Tan sólo recuerda que nunca olvidaré tu encarnizamiento... ¡Eh, si tuvieras buena memoria, recorda­rías si todas las chanzas e impertinencias dirigidas a mi carácter han tenido algún éxito! En La Coste, cuando me formulaban aquellas reprimendas espirituales y cuando se me dejaba tran­quilo, yo presentaba una gran diferencia... teniendo en cuenta lo cual debes ver si todo esto es bueno para mí. No quiero remitirme nada más que a lo que tú misma me decías al respecto. Si milli Rousset no puede decir lo que no sabe, entonces que no diga nada. Esa es toda mi respuesta; ella debe entenderme. Si me enfurruña, tanto peor para ella; me hará ver bien lo que son los amigos de este siglo, etc.
¿Puedo saber quién ha desposado a milli Devri? Me di­ces que milli de Launay no se ha casado, "y no iré a su bo­da". Va a casarse, ya que te aprestas a no ir a su boda, ¿no? En consecuencia, Marais no me ha mentido tanto como pretendes. Pero en lo que sí me ha mentido, y mucho, es, por ejemplo, cuando me dijo que yo sólo estaría aquí seis meses. En eso es en lo que lo encuentro un abominable prostituto, porque él sabía muy bien que lo que me decía no era cier­to y acortar el plazo es indigno: es prepararle a un hombre el momento de la más espantosa desesperación cuando vea que su ilusión se frustra.
No respondo en cuanto a la firma en blanco. Es una señal. Ha producido su efecto; no hablemos más. ¿No tienes el dinero de Provenza? Háztelo traer si lo necesitas, pero no firmo nada.
Todo mi consuelo es Petrarca. Lo leo con tal placer, con tal avidez, que no hay comparación posible. Pero hago con él lo que la marquesa de Sevigné hacía, con las cartas de su hija: lo leo lentamente, por temor a terminar de leerlo. ¡Qué obra tan bien escrita...! Laura me trastorna. Me siento como un ni­ño. La leo todo el día, y a la noche sueño con ella. Te con­taré un sueño que tuve ayer, mientras todo el universo se entregaba a la diversión.
Era alrededor de medianoche. Yo acababa de dormirme, con sus memorias en la mano. De pronto se me apareció... ¡La estaba viendo! El horror de la tumba no había alterado el fulgor de sus encantos, y sus ojos aún tenían tanto fuego como cuando Petrarca los celebraba. Una gasa negra la en­volvía íntegra, y sus hermosos cabellos rubios flotaban negli­gentemente hacia atrás. Parecía que el amor, para hacerla aún más bella, había querido suavizar todo el aparato lúgubre con que se ofrecía a mis ojos. "¿Por qué gimes en la tierra? —me dijo—. Ven a reunirte conmigo. Hay más males, más penas e inquietudes en el espacio inmenso en que habito. Ten el va­lor de seguirme." Ante palabras tales, me posterné a sus pies y le dije: "¡Oh, Madre mía...!". Y los sollozos ahogaron mi voz. Ella me tendió una mano, que yo cubrí de lágrimas. También ella lloraba. "Cuando vivía en este mundo que de­testas —añadió—, me agradaba dirigir mis miradas hacia el porvenir; multiplicaba mi posteridad hacia ti, y no te veía tan desdichado." Entonces, cautivo de la desesperación y la ter­nura, arrojé mis brazos en torno de su cuello para retenerla o seguirla y para embeberla en mis lágrimas, pero el fantas­ma desapareció. No quedó más que mi dolor.

O voi che travagliate, ecco il cammino
Venite a me'l passo altri non serra.
PETRARCA, SONETO, LIX

Buenas noches, mi querida amiga. Te amo y te beso de todo corazón. Ten, pues, un poco más de piedad por mí, te lo suplico, pues te aseguro que soy más desdichado que lo que piensas. Considera todo lo que sufro: el estado de mi al­ma tiene toda la melancolía de mi imaginación. Abrazo hasta a las personas que me riñen porque de ellas sólo aborrezco sus errores.
Hoy, 17 de febrero, al cabo de dos años de espantosas cadenas.
Vincennes, 17 de febrero de 1779.

miércoles, 15 de junio de 2011