martes, 27 de mayo de 2014

Fibromialgia y más...

Hoy, hace un rato... tuve ganas de cerrar los ojos y no volver a abrirlos más. Intenté dormir un rato luego de almorzar y pude dormir un momento, el dolor atenazaba mi espalda y mi abdomen, también sentí las articulaciones de las manos agarrotadas y decidí tomar una ducha bien caliente. Y me puse a llorar. Porque no podía lavarme la cabeza por el dolor tan grande que sentía en las manos, y no podía bañarme, igual lo intenté y lo logré, pero lloré, y lloré mucho, de dolor, de angustia y de las ganas de decir BASTA a toda esta mierda del dolor y sus brotes. 
Llamé a mi padre..., Quería irme con él. Lloré, recé, y le pedí que me cerrara los ojos para siempre, pero ni mi padre ni Dios llegaron en mi auxilio... 
Y llegó mi madre a preguntarme qué me pasaba. La respuesta fue sencilla: ME DUELE! 
Salió angustiada del baño, y yo seguí llorando aferrada al toallero con la fuerza que me quedaba y al rato entró mi hermana. Yo estaba hecha un arrolladito en mi misma en el suelo de la ducha y me alivió de una forma en que solamente los «ángeles» saben y pueden. 
Tengo la cara un poco marchita, el cuerpo agotado y transido de dolor, y el corazón angustiado porque no estoy segura de tener valor para seguir. Y tengo miedo...

jueves, 15 de mayo de 2014

Antes de dormir

Anoche, aunque tomé (y hacía tiempo que no la tomaba) la medicación para dormir, pasaron muchas, muchísimas cosas por cabeza, como una meditación consciente dejé que mis pensamientos fueran hacia donde quisiera ir.
No era una meditación, simplemente fue un estado de pre-sueño que me llevó por lugares luminosos y sombríos.
Admito que en algún momento alguna que otra lágrima tocó mi almohada pero aún así y pese a todo, mis ojos se negaban a cerrarse completamente y así fue que los pensamientos iban llegando y pasando como en una calesita...
Llegó de forma inevitable el pensamiento del «dolor», el dolor físico que me provoca la FM (Fibromialgia), y la pregunta del millón:  ¿cuánto dolor es capaz de soportar un cuerpo humano? ¿y el mío? ¿cuánto?
Desde que me diagnosticaron la enfermedad he tenido unas pocas épocas "soportables" o "buenas", donde el dolor no era tanto y yo soñaba con la próxima consulta al especialista y que me dijera: "Vamos a bajar la dosis de la medicación"... Eso, tristemente, no sucedió nunca y creo, que jamás sucederá.
                                                   LA FIBROMIALGIA LLEGÓ PARA QUEDARSE
(la primera gotita salada recorrió el territorio de mi mejilla derecha y tocó suavemente la almohada), y recordaba cómo y cuánto cambió mi vida desde este diagnóstico.
Sentía dolor y la medicación iba rumbeando hacia los brazos de Morfeo y pensé en mi hija, y en cuán diferente pensamos, vemos y afrontamos la vida. Y agradezco al universo que Mi Princesa sea fuerte tan fuerte como cualquier mujer querría ser. Y que estoy orgullosa de ella y también pensé en mi madre, y me preguntaba si estará orgullosa de mí, aunque sea un poquitín... En fin, también pasaron por mi calesita de pensamientos recuerdos lindos, de cuando tenía 4 y 5 años, con mi viejo (Q.E.P.D.) y luego inevitablemente todo el dolor de malos recuerdos que vinieron de la mano de los buenos.
(muchas gotitas saladas recorrieron el territorio de mis mejillas y tocaron la almohada)
Ya no recuerdo ningún otro pensamiento, tampoco los sueños, pero hoy puedo decir: 
                     ME GUSTA VIVIR (pero estoy cansada...)



miércoles, 14 de mayo de 2014

Temple de Acero

Querida Hija,
no tengo y es evidente, el poder de la palabra o la elocuencia. Y claramente estás un escalón por encima de mucha gente, incluida yo, pues tu carácter tiene una templanza que muchos no tenemos ni vamos a tener en esta vida.
Ojalá yo pudiera ser como vos, me hubiera ahorrado muchos disgustos, muchas desilusiones, muchas lágrimas y mucho dinero. (sonrío tristemente).
Que no logre comprender algunas formas o decisiones que tomas no significa que no te ame, todo lo contrario, por suerte eres diferente a mí, e indiscutiblemente muchísimo más fuerte que tu madre (yo).
Te Amo Siempre

Mamá

martes, 13 de mayo de 2014

Pequeños Pensamientos

Hay una gran diferencia entre una prostituta y una puta,
la primera es una digna profesión, la segunda es un hobbie...


#PequeñosPensamientos by Wilhemina Queen

domingo, 4 de mayo de 2014

Pequeños Pensamientos

A veces con mirar no alcanza, hay que saber «VER»

by Verónica Curutchet

viernes, 2 de mayo de 2014

Pequeños Pensamientos

El mundo es una vidriera de egos, el YO y el YO están siempre discutiendo

© Verónica Curutchet