domingo, 28 de septiembre de 2008

FLORES EN MI JARDIN


Hay flores en mi jardín,

ven y míralas,

cada una creció de mí,

partió como un bólido

de lo profundo de mi misma.


Todas son hermosas y,

aunque algunas son grises

casi todas tienen un arcoiris

en cada pétalo y en cada hoja.


Las penas también florecen,

como las alegrías y el amor,

no hay nada malo en ellas

solo nacieron del dolor.


Mira mi jardín,

porque mi vida entera

ha florecido en su tierra.


Aquí no hay secretos

y si miras bien,

encontrarás que la flor más bella

lleva tu nombre en la piel.


© Verónica Curutchet