Si te gustó ¡compartílo!

domingo, 10 de marzo de 2013

¿Se puede...?

¿Se puede estar triste y feliz al mismo tiempo? Supongo que sí… Es una sensación tan extraña, una dicotomía extraordinaria que me deja entre dos aguas, flotando sin rumbo, entreverando risas y lágrimas, presente y pasado, mentiras verdaderas y verdades mentirosa, campos de ilusiones desolados, túmulos llenos de vacío… ¿Estoy felizmente triste o tristemente feliz?



Related Posts with Thumbnails