jueves, 26 de julio de 2007

A mi Rey

Qué sería de mí sin ti. Cada vez que te pienso siento que todo lo que he pasado me acerca cada día más a ti. Cada lágrima, cada risa, cada sonido, mi vida entera desde que nací me ha llevado en una especie de marea hacia vos.

Te miro y veo el paso de los años y aún te quiero tanto pero tanto que no podría medirse de ninguna forma ni con ninguna palabra todo el amor que siento por vos. ¡Mi Rey, Mi Vida, Mi Todo!

No tengo nada más que mis manos, la piel y mi alma. Soy tan pobre en el mundo físico y sé que nunca tendré más de lo que ves cuando me miras… Mi amor, no tengo nada para darte, solo tengo lo que ves y lo que hay dentro. No puedo ofrecerte más de lo que soy. Ojalá termine mis días en tus brazos.

Hoy te amo y te elijo todos los días para compartir la vida y mi locura que no merma. Necesito tu cordura porque sin vos estoy perdida no podría estarme en pie. Rey Mío, eres quien me ancla a la vida y a la realidad. No me abandones. Te necesito tanto como te amo.

Wilhemina Queen

Desde abajo en lo profundo, mirando el cielo…

Mi Munie: Mi Viejo Pastor Inglés