viernes, 5 de marzo de 2010

PASEO MAGICO: El ángel que pasa



Sube la escalera
y tras sus pasos
su sombra sube sin cesar.
Sube al cielo
y sin sonidos
su voz flota como incienso
rodeando mi alma al pasar.


El perfume de su aliento
me trae rosas del más allá,
su voz, tan dulce y tan profunda
me anima del todo a cantar.


No hay melodía en este mundo
que se asemeje a su andar,
su voz es un violín afinado
un sonido que no tiene par.


Deja su sombra a las puertas
del cielo que va a visitar;
y con sus alas abiertas,
tan blancas, tan bellas,
comienza un himno a cantar.


Ya nada es real en mi mundo
y me dejo llevar por su canción,
el perfume a rosas es intenso
mi cabeza comienza a rodar.


En fin...es un ángel del cielo
que pasa por aquí y me mira,
y me toca, y me siente, y me invita a volar....
en el dulce susurro de su voz
en el dulce arrullo de su andar.


© VERONICA CURUTCHET

 2001