jueves, 29 de septiembre de 2016

Párrafo Perfecto

"El avión era un dechado de perfecciones, como llegarán a ser algún día en el viejo globo terráqueo, cuando las ciencias progresen allí tanto como en Havatoo. Utilicé en su construcción materiales sintéticos de extraña dureza y poco peso. Los técnicos de Havatoo me aseguraron que podría tener una vida por lo menos de cincuenta años sin fracturas ni reparaciones, salvo las producidas por puro accidente. El motor era silencioso y de una eficacia como nunca pudo soñarse en la Tierra. Dentro del aparato iba el combustible necesario para todos los años en que se había calculado su vida, y ocupaba muy poco espacio, ya que podría llevarse en la palma de la mano. Tal milagro es fácil de explicar, como ya se hizo en otras ocasiones. Nuestros propios hombres dé ciencia saben que la energía desprendida por la combustión es sólo una fracción infinitesimal de la que puede producirse con la desintegración total de las sustancias. En el caso del carbón, la proporción es de dieciocho millones a uno. El combustible para mi motor consistía en una sustancia conocida por el nombre de lor, que contiene un elemento llamado yor-san, todavía ignorado en la Tierra, y otro elemento llamado vikro, cuya acción sobre el yor-san produce la total desintegración del lor."

Carson de Venus | Edgar Rice Burroughs