martes, 7 de abril de 2009

OTRA VEZ AL QUIROFANO

Supongo que debería estar acostumbrada, y sí, algo de eso hay.
Este mes se presenta con entrada a cirugía (me río por no llorar), bueno, ya es algo "casi" rutinario, jajaja!
Ayer fui al médico, me ha revisado, en fin, ya medio mundo blogósfero sabe lo que sucede con mi sistema digestivo y si no lo sabe medio mundo casi seguro que el 40% lo sabe (más sonrisas).
El 15 debo hacerme los estudios o análisis prequirúrgicos, el 20 tengo una consulta previa a la cirugía y si todo sale bien en esos análisis el 28 de abril entro al quirófano de la mano de mi doctor y su equipo de cirugía, lo cual me deja tranquila porque ya los conozco a todos, y el anestesista es un "capo" y ya cuando estoy en la sala pre-operatoria todos vienen a saludarme y me dicen cosas bonitas y me tranquilizan. Me tratan como una reina (bue, eso es lo que soy, jiji).
Ya solamente deseo que este dolor que ya se ha tornado casi intolerable se vaya, no me importa el post operatorio, si es doloroso o no, ya me da igual, esta agonía a sobrepasado mi límite de tolerancia al dolor (¡y eso que mi umbral es altísimo!).
Qué decirte diario querido!: miedo no tengo, tengo el más profundo y arraigado deseo de recuperar mi calidad de vida que se ha deteriorado tanto desde hace dos meses. No sé lo que es pasar un día sin dolor, quisiera poder dormir, poder reír, poder caminar, salir con mis perros, hacer las cosas de la casa, en fin, lo que hacía antes de que mi salud terminara de venirse abajo.
Quiero que pare el dolor, ya no doy más.

{"Sólo quedan unos días, aguanta Wilhe, aguanta"}


Wilhemina,
desde la antesala del infierno pero sin bajar los brazos

Image Hosted by ImageShack.us
Sueño con un remanso
este remanso
lleno de luz y color
sin dolor



Etiquetas: , , , ,