lunes, 30 de julio de 2007

Un suspiro que guarda pensamientos...

Si el alma pudiera describirse en este momento mi alma sería una nube de polvo, o quizás neblina, o lágrimas diminutas…

El corazón sana, no tengo dudas

¿Pero cómo se vuelve a unir un alma hecha pedazos?


Wilhemina,

sabiendo con certeza que no estoy sola...


2 comentarios:

Amor dijo...

mira, te cuento: para unir un alma hecha pedazos te pones delante a la persona que tenga el alma así, y le dices que se mantenga de pie
una vez de pie, le pides que abra los brazos en cruz y que se esté quieta, y en ese momento te acercas y la abrazas con muchísimo catriño y le dices que los brazos en cruz los una a tu espalda y a ti para abrazarte ella también, y ciuanto más cariño pones en el abrazo, mejor queda el alma, porque el cariño y la ternura hacen como de pegamento y el alma queda genial, como nueva
si no funciona a la primera, hay que seguir haciendolo hasta que el alma esté bien del todo, y si la ternura del abrazo lleva a algo más, tampoco hay problema: el algo más se hace también con cariño y mejor aún
un beso,
amor

Catalina Zentner dijo...

No hay mucho que agregar a lo dicho por Amor...
Y yo sé que vas a emerger de la tristeza, con valentía y sostenida por el amor de mucha gente.