sábado, 20 de octubre de 2007

Buenos Aires, Sábado 20 de octubre de 2007.

QUERIDA AMIGA:

Como bien lo dice Martha: Vivir tiene sus bemoles. Y así es que la vida te estrecha entre sus brazos y la naturaleza misma te renueva para ir siempre más allá de todo con el corazón noble, abierto y apacible. Así como te quiero.

Allí Martha te deja un buen consejo: "Avanzarán en la medida que le cedamos terreno"

Y yo te dejo otro que no sé si es sabio pero es tan cierto:
“No quites la mirada de tu enemigo, a quien cerca siempre debes tener más que a tus amigos, para poder ver sus pasos”

Con el uno y el otro, los ojos abiertos, y el alma dispuesta a perdonar pero sin dejar que el olvido inicie su proceso, todo puede pasar y la vida tiene un color distinto, por que ¿qué sería de la vida sin las penas, sin las lágrimas, y sin nuestros enemigos?

Besos entrañables en una tarde donde en tu hemisferio comienza el otoño y en el mío la revancha.

No hay comentarios.: