miércoles, 2 de abril de 2008

Imaginación

Imaginé el fulgor de sus manos

diluyendo mis miedos,

abriendo el paraíso oculto

escondido debajo de mi piel.

Imaginé su lengua

explorando la oscuridad de mi boca,

paseándose húmeda y tibia

en la cima de mis pechos.

Imaginé sus hombros,

la tersura de sus piernas,

la fuerza y la ternura de su abrazo,

su barba haciéndome cosquillas.

Imaginé sus ojos

ardiendo de deseos.

Imaginé su voz

susurrándome al oído.

Imaginé sus jadeos y su cumbre.

Imaginé su sabor,

el olor de su piel, su perfume.

Imaginé su éxtasis y el mío

reflejado en los espejos.

Imaginé…

…en las olas de mi cuerpo

¡IMAGINO!

© Verónica Curutchet

2003



© Verónica Curutchet, 2003

Publicar un comentario