miércoles, 30 de abril de 2008

PEQUEÑOS CONSEJOS PARA SER...UN POCO MÁS FELICES

Si te vas a calentar, que sea al sol. Si vas a engañar, que sea a tu estómago, o al menos por tu felicidad. Si vas a llorar, que sea de alegría. Si vas a mentir, que sea sobre tu edad. Si vas a robar, que sea un beso. Si es para perder, que para perder el miedo. Y si tienes hambre, que sea de amor. Si es para ser feliz... ¡Que sea todo el tiempo!!!

Hechos sobre los que debemos reflexionar:

1. Por lo menos 5 personas en este mundo te aman, tanto, que darían la vida por ti. Que no lo veas no significa que estén ahí.

2. Por lo menos 15 personas en este mundo te quieren de alguna manera.

3. La única razón por la que alguien te pudiera odiar es porque quiere ser como tú. Si es porque le has hecho daño...repáralo, es la mejor medicina para el alma.

4. Una sonrisa tuya puede traer felicidad a cualquiera, aunque no le caigas bien o no te conozca.

5. Cada noche, alguien piensa en ti antes de dormir.

6. Para alguien significas "el mundo".

7. Si no fuera por ti, alguien no estaría vivo probablemente.

8. Eres especial y único, en lo bueno y en lo malo.

9. Alguien que no sabes ni siquiera que existe, te ama.

10. Cuando piensas que cometiste el error mas grande del mundo, algo bueno viene de ese error si reflexionas sobre él y decides intentar no volver a cometerlo.

11. Cuando pienses que no tienes oportunidad de conseguir lo que quieres, probablemente no lo tendrás, pero si crees en ti mismo, tarde o temprano lo tendrás o al menos la satisfacción del camino intentado.

12. Siempre recuerda los cumplidos que has recibido. Olvida los malos, son un "veneno".

13. Di siempre lo que sientes por él o ella, te sentirás mucho mejor después de que lo sepa.

14. Si tienes un gran amigo, tómate tu tiempo para hacerle saber lo grande que es.

15. Haz cada día un acto desinteresado por alguien. No alardees de ello. Guárdalo en tu corazón y goza interiormente de la felicidad que has proporcionado.

Envía estos consejos a toda la gente que aprecies. No tendrás buena suerte ni el amor tocará a tu puerta en dos minutos, pero le iluminarás el día a alguien y, probablemente, hasta puedas cambiarle la perspectiva que tiene acerca de la vida a una mucho mejor.
Recuerdo que hace años, un joven paciente me comentó en la consulta: "Estaba desesperado, tenía la firme intención de suicidarme y no creía en nada ni en nadie. Una noche, en medio de mi desesperación, recibí una llamada de un amigo mío que no veía desde hacía años. Simplemente me dijo que me llamaba para que supiese lo mucho que significaba para él, pues años atrás, unas palabras de ánimo que yo ni recordaba haberle dicho, fueron el bálsamo curativo a una crisis existencial muy fuerte por la que estaba pasando. Emocionado, finalizó con estas palabras: Gracias amigo, eres la mejor persona que he conocido, y esa sencilla expresión de sincero afecto me hizo salir del pozo de la desesperación y probablemente me salvó la vida".
Nunca olvidaré la historia de este paciente.
Queridos amigos y amigas, ¡que sencillas son las mejores soluciones!
Publicar un comentario