sábado, 19 de julio de 2008

LA LLAVE DE LA FELICIDAD



El Divino se sentía solo y quería hallarse acompañado. Entonces decidió crear unos seres que pudieran hacerle compañía. Pero cierto día, estos seres encontraron la llave de la felicidad, siguieron el camino hacia el Divino y se reabsorbieron a Él. Dios se quedó triste, nuevamente solo. Reflexionó. Pensó que había llegado el momento de crear al ser humano, pero temió que éste pudiera descubrir la llave de la felicidad, encontrar el camino hacia Él y volver a quedarse solo. Siguió reflexionando y se preguntó dónde podría ocultar la llave de la felicidad para que el hombre no diese con ella. Tenía, desde luego, que esconderla en un lugar recóndito donde el hombre no pudiese hallarla. Primero pensó en ocultarla en el fondo del mar; luego, en una caverna de los Himalayas; después, en un remotísimo confín del espacio sideral. Pero no se sintió satisfecho con estos lugares. Pasó toda la noche en vela, preguntándose cual sería el lugar seguro para ocultar la llave de la felicidad. Pensó que el hombre terminaría descendiendo a lo más abismal de los océanos y que allí la llave no estaría segura. Tampoco lo estaría en una gruta de los Himalayas, porque antes o después hallaría esas tierras. Ni siquiera estaría bien oculta en los vastos espacios siderales, porque un día el hombre exploraría todo el universo. “?Dónde ocultarla?”, continuaba preguntándose al amanecer. Y cuando el sol comenzaba a disipar la bruma matutina, al Divino se le ocurrió de súbito el único lugar en el que el hombre no buscaría la llave de la felicidad: dentro del hombre mismo. Creó al ser humano y en su interior colocó la llave de la felicidad.



EL MAESTRO DICE: Busca dentro de ti mismo. "Desafía" a Dios y róbale la suprema felicidad.





Cuento de la India - Autor Desconocido



Image Hosted by ImageShack.us

8 comentarios:

Trini dijo...

En efecto, ahí la guardó y, pocos saben dónde encontrarla...
Es que el alma, que es su residencia, tiene tantos cuartos donde perderse...

Besos

Abuela Ciber dijo...

Cuantoa corazones duros en el mundo!!!!!!!!
Precioso cuento
Cariños

Steki dijo...

Siempre viene bien buscar adentro nuestro.
Yo lo hice y tardé 4 años post segundo divorcio.
Atravesé distintos estados pero, todos, desde adentro de mi alma.
Comprendí tantas cosas!
Crecí espiritualmente, comprendí a mis hijos, me desperté de tantas cosas que me provocaban ceguera!
Pero nunca es tarde, jamás es tarde porque uno aprende y eso es importante.
Te vengo a invitar a tomar unos mates a mi blog para celebrar el DÍA DEL AMIGO!
Gracias Vero por tu buena onda y les vuelvo a desea éxito en su nuevo emprendimiento.
Be happy!
BACI, STEKI.

Exenio dijo...

Con razón... "quiérete a ti mismo para que puedas querer con esa intensidad a los demás"...

Gracias Vero...

Dinora dijo...

Bien se dice que la felicidad esta dentro de uno mismo

Y si, a veces es el lugar mas difícil de alcanzar


Saludos con felicidad dentro ;)

amor y libertad dijo...

"... y mi alma y mis ojos se turbaron: tan hondo era y tan negro"

lo dijo uno que miró en un corazón a ver si andaba allí la llave, g. a. bécquer

fire dijo...

ay la llave..¡¡¡¡
y donde quedara la llave de cada uno de nosotros'..
en nuestro interior?...?
y como llegar hasta ella
?..
ay amiga que dificiles respuestas..
miles de besos amiga...

gustavo dijo...

pues nada, vine a gardecerte la visita, los comentarios y me encuentro con un hermoso espacio al que volveré seguido