sábado, 22 de noviembre de 2008

EL HOMBRE ECUÁNIME - AUTOR ANONIMO


Era un hombre querido por todos.
Vivía en un pueblo en el interior de la India, había enviudado y tenía un hijo. Poseía un caballo, y un día, al despertarse por la mañana y acudir al establo para dar de comer al animal, comprobó que se había escapado. La noticia corrió por el pueblo y vinieron a verlo los vecinos para decirle:
-¡Qué mala suerte has tenido!
Para un caballo que poseías y se ha marchado.
-Sí, sí, así es; se ha marchado -dijo el hombre.
Transcurrieron unos días, y una soleada mañana, cuando el hombre salía de su casa, se encontró con
que en la puerta no sólo estaba su caballo, sino que había traído otro con él. Vinieron a verlo los vecinos y le dijeron:
-¡Qué buena suerte la tuya! No sólo has recuperado tu caballo, sino que ahora tienes dos.
-Sí, sí, así es -dijo el hombre.
Al disponer de dos caballos, ahora podía salir a montar con su hijo. A menudo padre e hijo galopaban uno junto al otro. Pero he aquí que un día el hijo se cayó del caballo y se fracturó una pierna. Cuando los vecinos vinieron a ver al hombre, comentaron:
-¡Qué mala suerte, verdadera mala suerte! Si no hubiera venido ese segundo caballo, tu hijo estaría bien.
-Sí, sí, así es -dijo el hombre tranquilamente.
Pasaron un par de semanas. Estalló la guerra. Todos los jóvenes del pueblo fueron movilizados, menos el muchacho que tenía la pierna fracturada. Los vecinos vinieron a visitar al hombre, y exclamaron:
-¡Qué buena s
uerte la tuya! Tu hijo se ha librado de la guerra.
-Sí, sí, así es -repuso serenamente el hombre ecuánime.



El Maestro dice:

Para el que sabe ver el curso de la existencia fenoménica, no hay mayor bien que la firmeza de la mente y de ánimo.


7 comentarios:

mia dijo...

Cuanta sabiduría

en la actitud del padre!

La reflexión crece con el tiempo!

♥♥♥besos♥♥♥

Steki dijo...

Hola Vero!
Qué lindo y cuánta enseñanza.
Te dejo un abrazo de fin de semana!
BACI, STEKI.

PS: no puedo creer habe podido comentar, jaja. Cada vez que entro a tu blog a mi pc le resulta tan pesado que tarda años en abrir y se traba.

Irlanda dijo...

Hola Vero, es verdad. Si uno está sano de cuerpo, y alma todo lo puede afrontar. Hasta lo más difícil, luchando se logra.
Un beso mágico para tí,
Irlanda ;)

AMY dijo...

Podriamos decir: "¡Qué vecinos estos tan imprudentes, los que tenía el señor! Por Dios!! dejarlo ser y vivir tranquilo... menos mal aquel hombre era ecuánime, prudente, tolerante... y al final... él ganó ante Dios lo que se merecía.
Cuántos seres que en la desgracia encuentran su regocijo?... Cuántos que en medio del caos hallan la tranquilidad?

IGNACIO dijo...

Vero de vida, ¡¡Ésto si que es creación pura!!!

Me encanta tanta sabiduría del hombre, y la tuya por saber escoger el tuyo.

¡Que buena suerte haberte conocido¡

Besos.

KLAU dijo...

OYYYY QUE LINDO CUANDO NO ES DETRAS DE FIRE QUEDO DETRAS DEL "MAESTRO" JAJAJAJAJJAJA.... QUE ME DEJA SIN MUCHO PARA DECIRTE MAS QUE SI....ES HERMOSO HABERTE CONOCIDO !!!!!! JAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA


MILES DE BESOS DE DOMINGO
TE QUIERO MUCHO
KLAU ♥

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Sabio relato, Wil... me gustó mucho
Besotes