viernes, 24 de septiembre de 2010

Querido Diario; Ayer no hubo pilates

Ayer no hubo pilates; se cortó la energía eléctrica, así que fui al gimnasio al divino botón. El profe me hizo una broma, ja, mañana se la devuelvo.
Estoy un poco cansada de todo. Me di de baja en Facebook y estoy cansada, también, de ver documentales: me tienen los huevos al plato!
La presión arterial: bien.




En tu mirada, ¡cielo!
el refeljo de tu alma
Angel Mío, te invoco:
quiero dormir en tus brazos



Estos breves versos son para todos los ángeles de la guarda que pululan por la tierra. Me salieron del alma.


P/D: Siento olor a pucho. Hay fantasmas...

5 comentarios:

Ŧirєηzє ✿ܓ dijo...

no sera un poco de astenia primaveral?
ami suele ocurrirme...
o simplemente...puede ser un poco tristeza...
la llevo conmigo tambien..
un abrazo veronica...
animate...
muaskkkk

Veronica Curutchet dijo...

Holis Fire, puede ser, qué se yo, estoy agotada, cada año es más difícil. No sé qué es. ¿Cansancio?

Pilar Moreno Wallace dijo...

¡ánimo! Con la llegada del otoño alcanzamos también el fin de los agitados y largos días del verano. Necesitamos encontrarnos con nosotros mísmos, en el silencio de nuestro interior. La naturaleza ahora se hace más amigable y más tranquila. El cansancio encontrará su sosiego.
Un abrazo.

Veronica Curutchet dijo...

Ojalá Pilar, aquí llega la primavera, allá el otoño.
Besitos!

RosaMaría dijo...

A veces hace falta un breve impase para cobrar fuerzas, tranquila... los amigos esperan siempre. Un abrazo lleno de energía de la buena.