domingo, 28 de noviembre de 2010

PASEO MAGICO: TU SILENCIO

duele tu silencio en las entrañas de mi alma
como una puñalada ardiente de indolencia
de indiferencia, de significar nada, nada, nada…
y ese seguir intentando que respondas mis plegarias
como si estuviera castigada por no haber estado
por no haber podido ser lo que esperabas
o tal vez por haberte amado demasiado.
preguntas simples sin respuesta que anidan
en el fondo de mis ojos y exudan dolor y miedo
y en soledad se pierden nuevamente en el silencio.



© Verónica Curutchet

7 comentarios:

El Drac dijo...

Pienso (salvo mejor parecer) que la soledad es una situación constante de quien escribe; porque éste mundo resultas demasiado violento y traicionero, demasiado mendaz, a cada vuelta de cara nos encontramos con lo de siempre, agresiones, ofensas, discriminación hipocresía, mentiras, opresión, guerras. Entonces, como decía Vallejo de Darío, nos vamos con nuestra lira enlutada a la soledad, a soñar con un mundo mejor, estando consientes de que pocos o nadie nos escucha y mucho menos aún, nos tomarán en cuenta en lo que decimos. Un gran abrazo

Seroma dijo...

buen escrito.... siempre hay silencios que duelen... hasta que algún trino los rompe...

RosaMaría dijo...

Hay horas de soledad y dolores profundos que traen luego serenidad y renacer. Hermoso escrito. Saludos.

JAVIER AKERMAN dijo...

Odiado, amado silencio...
Hermoso, querida Vero.
Besos y feliz semana.

CHECHE dijo...

Muy bueno Vero, a mi me gusta la soledad, a veces necesito estar sola escuchar mi silencio, crear mi propio mundo aunque sea solo un ratito, besos.

MAR dijo...

Una belleza, en muchas partes de tu poema me sentí identificada...en variados temas.
Un abrazo grande para ti linda.
mar

fgiucich dijo...

Hay silencios que desgarran el alma. Abrazos.