domingo, 5 de diciembre de 2010

PARRAFO PERFECTO #7

Sin la noche, no habría día... ¿Sabía ese hombre que había dicho una gran verdad? Uno tiene que tener extremos para tener algo. A veces, desde los EE.UU., algún domingo en particular, se trasmite por onda corta un horrible programa que lanza al aire un grupo de predicadores misioneros. El estrépito sería suficiente como para volver a cualquiera en contra del cristianismo. Y luego, desde alguna estación de Sudamérica, exactamente por el Ecuador, hay otro grupo religioso de predicadores que alerta contra el error de no ser cristianos, que condena irremisiblemente al infierno.
Ciertamente no es la mejor manera de predicar una religión sana.


LOBSANG RAMPA
"AVIVANDO LA LLAMA"

7 comentarios:

El Drac dijo...

Creo que como todas las cosas llevan intrínseca su lado positivo y lado negativo, la religión sin fanatismos, pienso, es buena porque nos da un norte y linderos hacia donde dirigirnos.

CHECHE dijo...

Ya sabes Wilhe que yo mantengo a trancas y barrancas mi fe, pero no hay nada que me motive para acudir a la iglesia ,seguir lo que un buen cristiano debería, no tengo ninguna confianza el los pastores de la iglesia, ya sabes el refrán "a dios rogando y con el mazo dando", lo siento pero es así, besos

Maru dijo...

Soy anti-religiosa.
Creo en Dios, pero no necesito intermediarios.

saludos

Veronica Curutchet dijo...

De acuerdo contigo Drac!

Veronica Curutchet dijo...

Cheche:
lo sé!

Veronica Curutchet dijo...

Maru,
cada uno con lo suyo, todo es respetable.
Es un párrafo que me gustó y quise compartirlo nada más.
Un abrazo!

Pilar Moreno Wallace dijo...

He leído hace tiempo a Lobsang Rampa. Descubrí un espacio que no conocía y me llevó a la reflexión.