lunes, 28 de noviembre de 2011

Eso de que al que madruga Dios lo ayuda ¡NO ES CIERTO!









Quise hacer un pan, estaba tan dormida que combiné dos recetas: resultado ¡una porquería incomible!
 jajajaja

2 comentarios:

CHECHE dijo...

ja,ja,no te preocupes, a mi también me ha pasado, y no por estar dormida, verás que con la experiencia te conviertes en panadera cum laude, jejeje besos. Pico, picoooo.

Veronica Curutchet dijo...

ja.
es que me desperté a las 4 de la madrugada, y dije: qué hago? ays, hago pan! y lo intenté, pero estaba tan pelotuda que miré dos recetas a la vez y quedó en vez de un pan una especie de MOCO ASQUEROSO COLOR ARENA! jajajaja!