lunes, 28 de noviembre de 2011

Eso de que al que madruga Dios lo ayuda ¡NO ES CIERTO!









Quise hacer un pan, estaba tan dormida que combiné dos recetas: resultado ¡una porquería incomible!
 jajajaja
Publicar un comentario