lunes, 3 de agosto de 2015

#Confidencias

Día de quejas? No, no es día de quejas, es lunes y comencé pilates a full. Dos o tres veces por semana, aún no estoy segura, pero voy a liberar endorfinas aunque no tenga ganas o el dolor me sobrepase.
No quiero quedarme quieta. Hoy no, mañana tampoco, tal vez dentro de muchos años me quede quieta.

Muni cumplió 15 años. Duerme la mayor parte del día, ha comenzado a tener incontinencia. Está completamente ciego y casi sordo. Lo miro no puedo creer que pese a tantos años esté tan bien. Sí, porque no veo solamente lo que se deteriora sino que también veo lo que aún tiene, el amor gigante que me da minuto tras minuto, Mirarlo dormir me hace bien. Escucharlo respirar me hace bien. Tirarme con él y abrazarme a él en su almohadón me hace bien. 
Como ahora, confluyen un montón de sentimientos en mi interior. Extraño a Shimel, que se fue en febrero, en mis brazos. Y lo miro a Mi Viejito Adorado y tengo la sensación de que este es el último tiempo que pasaremos juntos. Me duele. No quiero que sufra. Lo amo con toda mi alma.