miércoles, 12 de agosto de 2015

#Confidencias



Me senté a esperar, la lluvia caía a mares... Sola, escuchaba, inevitablemente, la conversación de las demás personas del lugar. No llegó un sólo murmullo que no fuera una crítica, una palabra de odio o de desprecio, siempre aparecía el nombre de alguien en cualquier conversación.
Me sentí como una espía, escuchando tantas miserias ajenas...., y me di cuenta que yo también tengo las mías...., pero de una cosa estoy segura: no le llegarán a nadie en un murmullo.

Verónica
 La canción es.... porque simplemente me gusta. Enjoy!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Hola, tu mensaje es más que bienvenido, no te vayas sin comentar. Si no querés dejar tu nombre podés hacerlo de forma anónima.
Gracias por visitarme! Volvé pronto!

Seguir por Email