jueves, 11 de agosto de 2016

El honor y la fuerza de carácter


No importa lo grande que sea tu casa o lo espectacular que sea tu coche; lo único que puedes llevarte contigo cuando acabe tu vida es tu conciencia. Presta oídos a tu conciencia. Deja que te guíe, porque ella sabe lo que te conviene. Te dirá que, en última instancia, tu vocación en esta vida es servir desinteresadamente a los demás de una forma u otra.



de «Una inspiración para cada día» by Robin Sharma

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Hola, tu mensaje es más que bienvenido, no te vayas sin comentar. Si no querés dejar tu nombre podés hacerlo de forma anónima.
Gracias por visitarme! Volvé pronto!

Seguir por Email