lunes, 22 de septiembre de 2014

Entre el querer y el poder

Entre el querer y el poder hay una distancia que a muchos parece pequeña pero para otros es un abismo que separa el el deseo de la realidad,
¿Por qué comienzo así? Pues porque hace poco más de un mes anunciaba con felicidad que, en mi lucha cotidiana contra la fibromialgia, había conseguido dejar los medicamentos para el dolor. 
Hoy volví a mi médico reumatólogo y debo volver a tomar la medicación porque el dolor está relacionado con mi inestable presión arterial, ya que el dolor altera el funcionamiento de todo mi organismo, así pues..., y pese a mi absoluta firmeza en dejar la Pregabalina y pelearle al dolor día a día a fuerza de voluntad, de querer.., debo volver a tomarla y por supuesto continuar con los controles y además, sumar al cardiólogo con el que tengo consulta pasado mañana.
Por esos a veces QUERER y PODER están separados por un abismo absoluto en donde la voluntad nada tiene que ver y la fe y el amor tampoco.
Hoy me pregunto si "perdí" esta batalla, pero no estoy segura, De lo que sí estoy segura es de que sigo "luchando" y lo seguiré haciendo hasta el último minuto de mi vida y que tal vez haya perdido una batalla, pero no perdí la guerra.

¡SIGO, SIGO!



sábado, 23 de agosto de 2014

♦ Regalo de un ángel ♦

la vida te compensa, te quita (es una ley de vida) y te da nuevas sorpresas, sorpresas maravillosas
Gracias por estar!

viernes, 8 de agosto de 2014

✎ La cruda realidad

y en este apartado voy a decir exactamente lo que pienso, sin vueltas, claramente a lo bestia y yendo en contra de lo que es «políticamente correcto» o «socialmente aceptado», es decir, me chupa un huevo si gusta o no gusta, y quien avisa no traiciona, así pues, si continúas leyendo, estimado lector, no me hago responsable de tus sentimientos.

Hay quienes no aceptan la realidad global, SU REALIDAD GLOBAL, es decir, una familia, un grupo de gente llamado familia más los amigos, no es una masa que va de aquí para allá por la vida como una tromba, sino que, unidos por un hilo invisible andamos juntos por la vida pero «no pegados»

La pregunta que me llega inmediatamente es ésta: ¿por qué es tan difícil escichar? Y me incluyo porque no soy perfecta y a veces tengo la capacidad de escuchar y otras veces no. Entonces, por qué, cuando es imprescindible para mí, «La Otra Persona» NO ME ESCUCHA?!

Y se me viene a la mente una frase que ni sé quién la dijo, si es de una canción o de un poema, no lo sé: «Quién quiera oír que oiga» y quien no (esto es mío) que se vaya a freír espárragos.

No puedo ni quiero ser la oreja del otro, porque yo tengo la mía propia y trato de usarla unida al resto de lo que tengo en la cabeza, sobre todo: el cerebro.

En fin, en algún momento «alguien» aprenderá a «escucharme» es este momento.

lunes, 28 de julio de 2014

Pequeños Pensamientos

¿otro amor?
¿y mis lágrimas adónde irán?
(... a por ti...)

#PequeñosPensamientos

lunes, 14 de julio de 2014

✎ La cruda realidad

y en este apartado voy a decir exactamente lo que pienso, sin vueltas, claramente a lo bestia y yendo en contra de lo que es «políticamente correcto» o «socialmente aceptado», es decir, me chupa un huevo si gusta o no gusta, y quien avisa no traiciona, así pues, si continúas leyendo, estimado lector, no me hago responsable de tus sentimientos.

Desde marzo, tal vez antes, mi vida y la de mi familia se ha tornado en un infierno. 
Estoy cansada, hablo por mí, mi madre está enferma y sabe el cielo que la quiero, pero también el cielo sabe que no ha sido una madre especialmente dulce y amorosa. Si miro un poquito con los ojos bien abiertos todos mis recuerdos podría decir que de dulce y amorosa no ha tenido nada.
Pues vaya uno a saber por qué mierda le tocó a ella tener un cáncer terminal que no se termina nunca...; en cambio lo que se nos termina es la paciencia, el dinero, y confirmo y reafirmo lo que siempre digo:

«A veces el amor no alcanza...»

Hoy, 14 de julio de 2014 rememorando la revolución francesa (risa irónica) para algunos casos habría que implementar la pena de muerte inmediata por la salud mental, espiritual y económica de los hijos.
Porque será deber cuidar a nuestros padres, pero no es deber soportar algunas cosas que las enfermedades terminales hacen crecer en el corazón de los enfermos. Por eso y con la imagen de María Antonieta en mi cabeza (risotada), vaya por su cabeza un brindis y por la guillotina una sincera admiración.

sábado, 12 de julio de 2014

viernes, 4 de julio de 2014

Related Posts with Thumbnails