martes, 27 de marzo de 2007

PERDONA SIEMPRE A TU ENEMIGO. NO HAY NADA QUE LO ENFUREZCA MÁS.

Y con esta frase de mi bien amado OSCAR WILDE, voy a hablar un ratito de la que una vez se hizo pasar por mi amiga para dar un gran zarpazo. Las iniciales son: N GG, a buen entendedor…pocas palabras bastan.

Una persona llena de plata según sus propias palabras, pero que no tiene nada, ni familia, ni hijos, un pasado oscuro y un futuro poco promisorio en el que le auguro MUCHÍSIMA SOLEDAD.

Un pobre ser humano que da lástima y vergüenza.

Una persona con su alma caída en desgracia que seguirá volviendo, y probablemente nos volvamos a encontrar, pero tiene tan enraizado el odio, la mentira y la estafa que dudo mucho que vuelva “bien”. En todo caso yo llevo la ventaja.

Yo no me escondo, ni me hago la ofendida, ni mando “machitos” a hacer “mandados”. Pobre…, ¡es que no le da la cara!

Pero hay que aplaudirla, realmente te felicito NGG, porque te tomaste todo el tiempo del mundo para engañarnos y para jodernos bien jodida la vida, pero ¿sabés qué? LO SUPERAMOS!

Vos, ¿seguís con ese gordito feo que te estaba haciendo la casa? Ese, ese que te enganchaste cuando todavía el “OTRO” no había hecho las valijas. Y, me imagino que sí, porque “te servía” además de que, convengamos, VOS NO SABES ESTAR SOLA, tenés que tener a alguien que te “garche” porque no sabés vivir de paja. Qué bárbaro, al final, el “finadito rico” se salvó, porque Dios Mío, si lo tratabas como lo trataste por teléfono, ese hombre debió haber querido estrangularte. Pero por suerte tuvo la suerte de morirse sin verte de nuevo la cara de “barbie” que tenés y que esconde la cara de la maldad con letras mayúsculas.

En fin, como dice OSCAR WILDE:

¡TE PERDONO!



WILHEMINA QUEEN,

como era de esperar: LA REINA

No hay comentarios.: