miércoles, 28 de marzo de 2007

UN DÍA CRUCIAL...

Sir Nicholas parte mañana a una nueva aventura en tierras lejanas. Como su Reina temo por su futuro y por las vicisitudes que pudieran llegar a aquejarlo.

Espero su libertad sea mejorada, elevada, que su alma llegue a tocar la luz que siempre ha buscado, que las penas abandonen su corazón y que conozca en la distancia el amor de la familia que deja atrás.

Hoy siento que la “corona” no sirve de nada, que tengo las manos atadas, que mis decisiones pudieron haber estado erradas, que cometí muchas faltas, errores y fallas y acaso no tengan solución, aunque tal vez sí…

Dependerá de Sir Nicholas, de su fortaleza y de su valentía, de su responsabilidad y de sus metas.

Dios te acompañe Sir Nicholas, que la luz sea contigo.

Wilhemina Queen

en la encrucijada de una pena



1 comentario:

Elisabet Cincotta dijo...

Querida amiga, aquí acompañándote de corazón y cuerpo de madre. Cuando mis hijos partieron fue grande el temor a perderlos, a que no hallen su futuro. Ellos lograron su camino, no olvidaron ni dejaron de amar, las relaciones se fortalecieron y supieron que la familia está siempre a su lado para acogerlos, abrazarlos y apoyarlos.
Abrí tres veces mi mano y corte todo cordón, ellos vuelven los hijos siempre vuelven.
Mi hombro enterito para vos.
besos
Elisabet