martes, 5 de febrero de 2008

De tí y de mí



Desde ese lugar desierto donde miras las ventanas descubriendo formas y abriendo puertas para echar a volar, desde esa melancólica sonrisa estréchame desde lo esencial de tu alma.

No dejes de soñar aunque se derramen tus lágrimas por sueños perdidos, invéntate cientos de sueños nuevos para seguir, Navegante Solitaria, fantasmal figura que transita la vida bien recibida por muchos corazones. Mírate ahora en el espejo, detrás de tu reflejo estoy yo.
Publicar un comentario