martes, 5 de febrero de 2008

Mujer Olvido


Había una vez
una mujer que había perdido su vida,
miró hacia abajo desde la cima
y se dio cuenta, tarde, que no
había hecho nada con su vida.

Cuando cruzó el umbral
pidió volver para intentar
hacer algo bueno y digno
en una vida tal vez corta
pero que le daría otra oportunidad...

Porque en realidad no había amado,
ni había soñado, ni había deseado...
solo había sufrido padeceres,
había odiado, había despreciado,
había olvidado ser persona.

Había una vez una mujer
que regresó del infierno de la soledad,
y lo dio todo en un abrir y cerrar de ojos,
y cuando nuevamente llegó a la cima
cruzó el umbral llena de luz divina.


© Verónica Curutchet


7 comentarios:

Nyki dijo...

Hola Vero,me encanto el texto.

Un beso.
Nyki

Hombre Cóndor dijo...

Bello texto.
Realmente hay momentos en los cuales me he sentido asi.

Gracias por tus vuelos por mi blog.

Bendiciones

HOMBRE CONDOR

Justy Walker dijo...

La poesía permite en ocasiones soñar con segundas oportunidades... que la vida real casi nunca concede...

Besos

mia dijo...

yo vengo a ver

a esa mujer

invencible

grande

diminuta

fiera

ángel

con ella quiero

aprender

las rutas

del olvido

las arterias

del doler..

Besos

WILHEMINA QUEEN dijo...

Nyki, me alegra te haya gustado!
un beso!

WILHEMINA QUEEN dijo...

Hombre Cóndor:
creo que no hay persona que no se haya sentido así en algún momento.

gracias por posarte en mi nido!

WILHEMINA QUEEN dijo...

Mía,
aquí la encuentras, creo
besos