sábado, 26 de abril de 2008

PENSAR EN ENCONTRARTE Y AMARTE ES UNA ILUSIÓN

Pensar en encontrarte y amarte es una ilusión, un sueño que nace cada noche en mi regazo y se desmaya en mi entrepierna.
Tu idea del vicio es la misma que la mía y allí me zambullo cual pez en el océano profundo y te pienso, y te traigo y te siento y termino en éxtasis solitario.
Hacerte humano dentro de mis entrañas mientras grito de placer y hacerte mío porque tuya no seré ni será nunca.
Llegar a lo erótico pasando por lo pornográfico sin escalas y seguir, cruzando las fronteras de la realidad cotidiana para asumir y tomar las riendas de esa realidad mental que nos ahoga a los dos tras bambalinas.
Confiar… jinete y cabalgadura uno en el otro sin tapujos, sin silencios, sin suspiros… Solo jadeos, piel, transpiración, jugos y olores de cuerpos dispuestos y calientes.
El odio no cabe en esta recorrida desenfrenada donde el sexo y el amor se juntan para encontrar el vergel de la locura del deseo.
No hay odio, no hay disfraces, ni moral ni dioses, solo estamos nosotros dos.
Publicar un comentario