jueves, 4 de diciembre de 2008

DOLOR


El dolor forma parte del crecimiento. Pero recuerda, cada vez que una cosa te hace daño, algo en tu interior se reprime. Por eso, en vez de tratar de evitar el dolor, experiméntalo. Deja que duela como un demonio. Deja que duela intensamente para que la herida se abra del todo, pues solo entonces empieza a sanar. Si evitas esos períodos en que sientes dolor, se quedarán dentro de ti y tropezarás con ellos una y otra vez, ya que forman parte de ti.

OSHO

6 comentarios:

Steki dijo...

HOla Vero!
Totalmente de acuerdo.
Hay que tocar fondo para volver a salir a la superficie, sin dudas.
Un abrazo para Cata de mi parte y otro para ti.
BACI, STEKI.

anamorgana dijo...

Hola Verónica, ahora eso lo sé, lastima no haberlo sabido antes.Totalmente de acuerdo contigo. Un abrazo
anamorgana

Silvia Cristina dijo...

Hola Verónica...

Dad palabra al dolor, que el dolor que no habla,
gime en el corazón hasta que lo rompe.

Sin el peso de las alas no es posible volar...
Los sufrimientos son alas del alma...

Son frases que encontré...
Dime Verónica...podré tomar alguna poesía de tu lugar y publicarla en el mio...son bellísimas..siempre que sean tuyas...

Un fuerte abrazo y sincero ... Silvia

Exenio dijo...

Hecho...

AZUL dijo...

Yo dejo k el dolor me invada, sin embargo hay historias que aún no me sueltas y me persiguen pareciera que eternamente....se abren y me traen a rastras, se cierran y parecieran superadas pero cuando menos lo imagino vuelven a presentarse....creo que no tengo buena cicatrización en este mi corazón terco...

El Drac dijo...

Qué perfecta enseñanza la que nos acercas. Un abrazo, será difícil pero trataré de seguir tus consejos