viernes, 15 de mayo de 2009

UN CUENTO ORIENTAL: ***No es lo mismo pedir que ofrecer***

Un rey había fijado unas horas al día para que cualquier súbdito pudiera tener audiencia. Una mañana llegó un mendigo fuera de las horas señaladas y pidió ver al rey. Los guardias se burlaron de él y le preguntaron si no conocía la ley. El mendigo contestó: -La conozco perfectamente, pero es válida sólo para aquellos que quieren pedir al rey cosas que ellos mismos necesitan; yo, en cambio, quiero hablar con el rey sobre las cosas que el reino necesita. El mendigo fue admitido en el palacio inmediatamente.





Feliz Fin de Semana


http://img51.imageshack.us/img51/4470/58526423.jpg

9 comentarios:

ElPoeta dijo...

Una bonita historia, amiga. Un beso,
V.

WILHEMINA QUEEN dijo...

Gracias querido Poeta, deseo que pases un hermoso fin de semana

Exenio dijo...

Siempre es mejor dar que recibir...

Arwen dijo...

Me encanto la historia Vero y ne gusta dar amor porque luego recibo a cambio ese amor con creces y tambien te deseo un finde lleno de amor...cuentanos como estas de la operacion amiga mia...espero que estes muy bien, besitoss tiernos

Wilhemina Queen dijo...

Igual pienso yo EXENIO
´
¡abrazote!

Wilhemina Queen dijo...

me alegra, ARWEN, que te gustara este cuento oriental.
Espero que tu fin de semana estè colmado de amor y alegrìa.

besos

julia del prado morales dijo...

Vero querida una historia con final feliz, abrazos amiga, Julia

Wilhemina Queen dijo...

Querida Julia, un besazo, que pases un hermoso domingo!

amor y libertad dijo...

siempre y cuando el rey esté de acuerdo en que es lo mismo lo que el reino necesita