miércoles, 17 de marzo de 2010

Merienda

A pues aquí estoy con un rico café con leche y mis galletitas de lino untadas con mermelada de durazno que me encanta. El cielo está gris, hace apenas cinco minutos comenzó a llover como habían pronosticado en las noticias y yo aquí, tranquilita y quietecita porque ayer me caí en el baño y faltó poco para que no pudiera contarles el cuento.
Estoy bien, solamente toda magullada y gracias a Shimel (estaba bañándola) que puso su cuerpo para salvarme la cabeza, hoy estoy comenzando a ponerme morada y estoy dolorida: signo de estar viva (A Dios gracias y a mi Angel Shimel que evitó que me partiera la cabeza en el filo de la ducha)

Te quiero Reina Mía: ¡Gracias Por Salvarme La Vida!



Publicar un comentario