lunes, 7 de junio de 2010

The Wolfman, The legend is alive (2010)

Protagonizada por BENICIO DEL TORO en el papel de Lawrence Talbot hijo de Sir John Talbot interpretado por ANTHONY HOPKINS; y EMILY BUNT en el papel de Gwen Conliffe la entristecida novia del hermano de Laurence, Ben Talbot; es una remake de The Wolf Man filme realizado en 1941 cuyo director fue George Wagnner y el papel del hombre lobo por el tan bien recordado Lon Chaney Jr. en la que Bela Lugosi tuvo una participación especial.
En esta remake la fotografía y los efectos especiales no se hacen esperar y la acción tampoco. La ambientación casi siempre oscura, lúgubre, casi trágica provoca esa sensación de cosquilleo que se adelanta al miedo y marca la espera del salto en la butaca.
La actuación de Anthony Hopkins es memorable, como casi todas sus interpretaciones, Benicio del Toro no queda ni un paso atrás, con un carisma especialísimo y un donaire envidiable por cualquier caballero porta el papel y el título de Hombre Lobo con brillante dignidad.
Se respetó la forma del monstruo que tuvo la película original, siendo más hombre que lobo, delineando a la bestia más desde el lado psicológico que terrorífico.
Dentro del horror clásico, sin esperar mucho miedo, sin embargo sí pueden apreciarse los “destrozos” de la bestia-hombre de una forma más explícita que en la versión de Wagnner, y con un toque mucho más “gore” que aquélla. No le faltan notas de romanticismo y clasicismo que hacen del film una joya, ya sea por el arte, ya sea por lo clásico del tema que aborda o por los actores renombrados que forman parte del elenco.
Una buena película que sin duda llevará al nuevo espectador a ver la primera y compararlas.

2 comentarios:

El Drac dijo...

Pues, la verdad no la he visto, pero por tu comentario ya me siento animado a disfrutarla. Un gran abrazo

La Gata Coqueta dijo...

Con sentido aprecio
para; mi amiga...


De regreso

Lo prometido
hay que continuarlo...
Mis huellas te acerco
como antes de partir

En ellas traigo
aromas de un mar bravío
que en el norte se ha quedado
apenado al decirle adiós

Su brisa me llama
y las gotas de batidas olas
que en mi cara se posaron
susurran...
que me sigue esperando

La luna, su eterna amante
con esmerada ternura
en compañía de luceros
van guiando el camino
que me acercan a tu espacio...

Ellos saben que no te olvidé
cuando era poseída por su belleza
tu estabas en mi pensamiento...
por el afecto que siempre
me has demostrado.

María del Carmen