Si te gustó ¡compartílo!

sábado, 2 de febrero de 2013

Querido Diario

Podría decirse que estoy triste pero no sé cuán triste porque también tengo en el tintero dolor, desilusión e ira. 
Es un trabajo inmenso poder controlar todas estas sensaciones y sentimientos, el dolor de la gente que quiere me provoca un sufrimiento atroz; la desilusión me lleva a la desesperación porque no dependen de mí los cambios que a otras personas corresponden; Ira, uno de los sentimientos más incontrolables lo que me provoca miedo y un temblor del alma inexplicable.
Sí, sí... 
                                 Hoy estoy triste


1 comentario:

Seroma dijo...

todos tenemos derecho a estar tristes.. pero el sol siempre vuelve a amanecer...

Related Posts with Thumbnails