sábado, 3 de septiembre de 2016

Caída libre

Hay días en los que siento que caigo al vacío.
Esa caída se hace profunda, interminable, oscura, fría, y mi cuerpo entero tiembla y en mi interior una llama fría como el hielo se abre paso a través de mis latidos y la oscuridad se levanta, me abraza y me asfixia.

Es difícil de explicar, tal vez si estás leyendo ésto no lo comprendas porque jamás te ha sucedido, o tal vez sepas de qué hablo. Si es así, entiendes...y sufres, por lo que desde la distancia que nos separa te envío el poco calor que conserva mi cuerpo y mi alma.

Son días de tormenta, de desafíos internos, de largas ausencias que se hacen presentes en forma de fantasmas. Se ríe y se llora... Se llora mientras se ríe y se finge mientras no hay lágrimas visibles y los demás nada saben, nada imaginan, nada sienten...

Estoy cayendo en caída libre
...¿no te habías dado cuenta?

por @Verónica Curutchet

2 comentarios:

  1. Uuf Vero! No sabes como te entiendo, me encuentro en la misma tesitura, beso y arriba.

    ResponderEliminar
  2. Si me ha pasado,y en este último tiempo más,estoy en duelo pues perdí a mi papá hace tres meses y las risas y el llanto se entrelazan,y no quiero ya que los demás lo vean,pasó a ser algo solo mío,y además el cuerpo me duele porque mis huesos duelen así que eso em empeora a veces,y hay días y días,días en los que pese a todo puedo estar bien y otros de caida libre como el que cuentas aquí! un abrazo querida Verónica,que tengas mejores días!

    ResponderEliminar

Hola, tu mensaje es más que bienvenido, no te vayas sin comentar. Si no querés dejar tu nombre podés hacerlo de forma anónima.
Gracias por visitarme! Volvé pronto!

Seguir por Email