lunes, 21 de enero de 2008

Mañana del 21, Buenos Aires

Ele,
Tengo tantas preguntas como asombro. A mis 39 años aún no pierdo la capacidad de asombrarme, de preguntarme, de querer ser, ver, aprender, caminar, conocer.
No conozco los lugares, no he ido físicamente, he ido desde la caja boba, desde la imaginación, desde un atlas y algún libro de geografía.
Estoy, hoy, 21 de octubre, festejando el día de la madre con mariposas en el estómago gracias a ti; porque has movido algo más que inquietudes. Quiero ver la peli ¡ya! Y sí, la Niña Vero es impaciente. Aún no he logrado controlar totalmente la impaciencia y la ansiedad, aunque he dejado de fumar, ¿eh? Algo es algo.
Creo que mejor no me extiendo más. Me dejaré llevar por tus caminos con los ojos cerrados y cuando tú me digas miro. Mientras… imagino como pides. Imagino a Yezu, a Lola, escucho los disparos, veo a los jóvenes rateros llevarse un alimento tan preciado… Me meto en la piel de Lola y cargo la escopeta con furia y disparo y veo bajando a Nicanor en el sulky (me gusta andar en sulky) y veo a Gabriel, a Ale y a la tía Josefina mientras en la piel de Lola miro hacia atrás cuando me llevan a curarme… Imagino Ele, imagino mucho y me meto allí bajo la piel de tus letras.
Inocencio me recuerda a mi papá. No me hagas explayarme, me duele. La diferencia es que mi padre no tuvo hijos rateros, pero el alcohol corría por sus venas. (Se escapa una lágrima irremediablemente).
Yezu que habla con los animales, nos parecemos tanto…; y a mí me dicen Kurma. Ya te contaré, es un avatar hindú, no recuerdo mucho ahora, tendría que leer, me lo decían despectivamente, a mí me enojaba, pero al fin comencé a aceptar ese apodo y a amar a las tortugas (¿otra coincidencia?)… En fin, a Agilino también lo tengo en la memoria, es que he conocido gente que tiene cierto parecido a tus personajes, eso me gusta.
Ele, se te aprecia y mucho. Tu calidez es encantadora. También quiero conocer a todos esos muchos y muchas que les acompañan a ti y a Hache.
Quiero un café con una cáscara de mandarina. ¿Es rico?

Tu Niña Vero

No hay comentarios.: