jueves, 7 de febrero de 2008

He dicho con afán tanta locura, con ferviente vanidad y poca altura, he dicho y hecho cuanto pude en pos de un corazón que no se cura del venenoso amor de otra que en vez de amarlo lo tortura…
Y he sido tonta, lo confieso, por haber bajado el rostro hacia mi pecho, resignándome a verlo desde lejos como un imposible sueño de amor, inquieto, que enlaza pensamientos bien secretos en apasionado rosario de deseos…
No veo, Amor, tus manos en la luna para bajarla del cielo y dársela a tu amada; tampoco veo en sus cabellos una tiara de estrellas y diamantes, ni rubíes en sus dedos entonces grito a toda vos que yo, Pecadora, Te Quiero.
He hecho con empeño un sueño porque regalártelo yo quiero, con un lazo enorme de libertad infinita aunque me carcoman los celos… Acaso, Amor Mío, ¿me has escuchado alguna vez decirte que te quiero?
He dicho tanta insensatez, tanta locura, que si la muerte llegara hoy a mi puerta le diría al Diablo que espera en el Infierno: «Deja que ésta vaya al cielo pues en su lecho ha purgado sus anhelos»
¿¡Y a dónde iré, Mi Amor, si ni el Diablo me quiere en su morada, si la muerte me mira con desprecio y lástima y los Ángeles en el cielo ya no cantan!?
¡Te Quiero! ¿Te lo he dicho?…Y de qué me sirve quererte si por quererte yo me muero y este amor me condena eternamente a verte sorber de aquel veneno que la moza que duerme en tu cama, ésa que dice ser tu amada, coloca silenciosamente bajo tu almohada…
He sido tonta y loca y muchas cosas y volvería a serlo y a hacerlas todas para tener de ti tan sólo una mirada en la distancia. No cierres los ojos antes que los míos que quiero partir primero mirándote y queriéndote ¡no te atrevas a irte sin mí, te lo prohíbo! Porque sabes, Mi Amor, que una vida sin ti sería peor que caer en el olvido.

Te quiero aunque no te importe y no me veas…
¡te quiero!

4 comentarios:

fire dijo...

DECIRTE VARIAS COSAS...
En primer lugar que he leido con los ojos llenos de lagrimas este texto...no puedo decir mas...
aveces nos empeñamos en sacar algun comentario de una poesia o una profunda reflexion que no requieren comentario algunao...son solo para sentirlas y basta.....
este texo es de esos....
sobran las palabras....el corazon ya lo siente...

queria felicitarte por las letras tan lindas que pusistes en la cabeera y en todo el blog...
reflejan optimismo y me encantan....como te diria....destacan sobre el negro como una nota de esperanza....
y por ultimo decirte que no sabes lo que he sentido al ver que unificastez tus blog en uno...(espero no meter la pata, pero eso he sentido al ver aki los haykus)....
yo te lo agradezco de coarazon vero....resulta mucho mas facil no perderse nada de tus cosas.....somos cada vez mas...y ya resulta dificil seguirnos unos a otros....asi k facilitando el trabajo mucho mejor...
ahora me voy de aki plena...con la satisfaccion de ue te lei todo...y no con la desazon de saber que aun me quedan 2 o 3 blog tuyos mas por ver.....
de cualquier forma...una vez mas feliz de venir a verte y leerte...


ah...soprendente lo que tus hijos te parecen a ti.....como lo hicistes?..
yo tengo dos y ninguno tiene absolutamente nada mio...
:-(


miles de besosssss

Andrés Aldao dijo...

Verónica Curutchet, reina Guillermina del Río de la Plata, de las dos orillas, voy a reproducir este texto en Artesanías en Literarias. Nunca se sabe cuál va a ser tu próximo paso.
Te felicito, te considero amiga por botija y creadora. cariñosamente,
andrés, el ogro tierno

WILHEMINA QUEEN dijo...

Querido Andrés,
♥Siempre Botija del otro lado del mar♥

¿sabías que te requetequiero?
síiiiiiiiii, lo sabes!
pon todos los textos que quieras e Artesanías Literarias porque me encanta formar parte, ser y estar.
La verdad ni yo sé cuál será el próximo paso, pero soy una Botija Inquieta, bastante inestable (jeje)
y la verdá: creo que ni el Dios sabe qué es lo que ahré dentro de dos minutos.

Lo único seguro conmigo es que cuando quiero QUIERO MUCHO.

besos amigo querido!
Verónica Curutchet, reina Guillermina del Río de la Plata
Botija de nacimiento

azpeitia dijo...

tremendamente duro, tremendamente sincero lo que dices. Pienso que nos ganamos el cielo más fácil que el infierno, porque el infierno ya lo pasamos aquí y sobradamente duro. Así que si dios existe en alguna forma metafísica, es un jugador de Casino con nuestras vidas...azpeitia