miércoles, 6 de febrero de 2008

Esperando


El campo se extendía
siempre verde ante sus ojos,
los árboles pronunciaban su nombre
en el arrullo del viento de otoño.

Una voz en el pinar eterno
diciéndole al oído que el amor vendría
en los brazos de su amante...
con la sonrisa y las lágrimas
corriendo en sus mejillas,
esperando la luz dorada del atardecer,
y en sus manos entrelazadas la esperanza.

Y el campo siempre verde.
Y el pinar siempre murmurando
entre perfumes silvestres.
Y el viento trayendo noticias del amor,
de aquel amor que se fue y que aún no vuelve.

Esperando...
en un campo siempre verde.



© Verónica Curutchet


5 comentarios:

mia dijo...

pero siempre se vuelve

a los campos verdes...

amiga,no desesperes!!!


besos

WILHEMINA QUEEN dijo...

Es verdad Mía, siempre se vuelve al verdor del campo, a lo natural, a lo sencillo

gracias por pasar!

Olga S.Isidro dijo...

Hoy es un día especial…entre de casualidad en su blog, y seguro volveré a diario, pues me encanto.
Me gusto su colorido…sus lecturas…su poema… ¡volveré!

WILHEMINA QUEEN dijo...

Hoy es un día especial por que llegaste OLGA, espero que regreses.
Un abrazo!

Sergio Alberto Bujanda dijo...

Hola Wilhemina, me ha gustado tanto la fotografía del campo que la bajé para usar de fondo de pantalla.