jueves, 21 de febrero de 2008

Dolores sin tregua


Hay dolores que no dan tregua. Me han preguntado por qué una persona llega a enfermarse de depresión. Realmente no lo sé, supongo que una sumatoria de cosas que tocan en un lugar preciso e indescriptible donde el dolor es tan grande, tan inmenso e infinitamente profundo que es simplemente INEXPLICABLE. Se sufre, duele, no se soporta y llega un punto en que se desea que el mundo pare y deje que te bajes como si fueras en un colectivo.
No es tristeza, es dolor. No hay otra forma de describirlo.
Es dolor + dolor+ dolor + dolor y el sufrimiento llega a ser insoportable por eso se busca la única salida.
Con esta respuesta han quedado mirándome y luego de unos instantes me contestan:
¿¡pero si lo tenés todo!?
Ahí termina la conversación.
No se puede explicar.

Publicar un comentario